Tejero, Stoichvok y Glauder celebrando un gol en Ipurua. / Askasibar

SD Eibar Venancio y Tejero, bajas para recibir a Las Palmas

Gaizka Garitano tendrá que alterar la línea defensiva para cubrir las bajas de los dos defensores, que cumplen ciclo de tarjetas amarillas

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍA

La plantilla del Eibar quiere olvidar lo antes posible el tropiezo el pasado domingo ante el Ibiza y ya encara el próximo cruce liguero, este viernes en Ipurua (18.30 horas) ante la UD Las Palmas. El plantel ha comenzado ya con la preparación que constará de tres sesiones de entrenamiento antes del choque. Un partido en el que no podrán estar el central Venancio y el lateral derecho Tejero, ambos por cumplir el ciclo de cartulinas amarillas tras salir amonestados en el último enfrentamiento de Liga. Además, en el caso de Venancio, tuvo que retirarse tras recibir un golpe en la ceja izquierda que le impidió seguir jugando.

En la expedición que viajó a Ibiza fueron ausencia Arbilla, Chema Rodríguez y Rahmani. Garitano ya anunció en rueda de prensa que tenía dudas sin especificar para viajar a Ibiza, que fueron confirmadas en el choque ante los baleares. El central Burgos, que sufre molestias en la espalda, está siendo ausencia en las últimas jornadas; en referencia a Franchu y Correa son bajas de unas lesiones de las que se vienen recuperando.

Garitano está obligado a recomponer la defensa frente a la UD Las Palmas y, ante todo, esta jornada es fundamental que el equipo fortalezca su confianza en sí mismo. Que no vea resquebrajada su firmeza psicológica porque, en este tramo final, es fundamental contar con unos cimientos sólidos en el plano mental. La derrota no deja de ser un síntoma de desgaste en plena carrera maratoniana hacia el objetivo que, en el caso del Eibar, es su retorno directo a Primera. La liga entra en una fase en la que un traspiés puede pagarse caro y tener consecuencias muy costosas.

En la cabeza de la tabla la igualdad es extrema, a expensas de lo que suceda en la noche de este lunes en el Almería-Ponferradina, es obvio que la tensión se palpa con las yemas de los dedos y que todos los protagonistas se vigilan muy de cerca.

Una jornada clave

Quedan siete jornadas para el final de la liga regular, el Eibar debe recibir en Ipurua a Las Palmas, Zaragoza, Valladolid y Tenerife y ha de viajar a Málaga, Leganés y Alcorcón. Veintiún puntos en juego que no dejan de ser un mundo. Esta próxima jornada tiene su trascendencia para el Eibar, dado que juegan entre sí Valladolid y Almería. Lo hacen el sábado en Zorrilla, sabiendo el resultado de los armeros. Una jornada que puede resultar clarificadora, no en toda su extensión, pero orientativa para el resto de partidos que faltan por jugarse de aquí al final de la liga regular.