S.D. Eibar

Urgencias armeras en el último derbi en Ipurua

Los jugadores del Eibar corretean sobre el césped de Atxabalpe durante un entrenamiento esta semana. / MORQUECHO
Los jugadores del Eibar corretean sobre el césped de Atxabalpe durante un entrenamiento esta semana. / MORQUECHO

Un Eibar con la moral maltrecha necesita darse una alegría a costa de un Alavés disfrazado de poderoso. Dmitrovic y Sergi Enrich son las principales novedades en una cita, hoy a las 12 horas, en la que los de Mendilibar necesitan cambiar la dinámica negativa

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

Ipurua se despedirá de los derbis esta temporada con un duelo entre dos equipos que partieron con las mismas expectativas pero que ahora mismo están en situaciones diametralmente opuestas. Mientras que el Eibar afronta esta cita con la necesidad de darse una alegría al cuerpo después de los zarandeos que ha sufrido en los dos partidos disputados esta última semana, el Alavés se presenta disfrazado de equipo grande con los 20 puntos que ha ido hilvanando para enfundarse el traje de tercer clasificado.

Como no hay mucho positivo a lo que aferrarse en los últimos días, sí que conviene recordar que los derbis no se le están dando nada mal esta temporada, ya que se impuso, aunque fuera en el último minuto a la Real Sociedad, y empató mereciendo mucho más ante el Athletic.

La falta de acierto, los errores defensivos y la nueva ristra de lesiones que han ido surgiendo en las últimas fechas han ido cargando de piedras la mochila de los azulgranas, que parecen atenazados por la presión. Una de las noticias que les pueden ayudar a liberar esa presión puede ser la vuelta de Marko Dmitrovic y Sergi Enrich, recién recuperados de las dolencias que les han impedido participar en los últimos compromisos.

Ambos llevan pocos entrenamientos con el grupo, pero el hecho de que estén en la lista quiere decir que están en condiciones de jugar y que incluso podrían volver al once.

También está entre los 18 elegidos Gonzalo Escalante, ausente del equipo desde que el pasado 28 de septiembre se comunicara que padecía una hernia, aunque en su caso todo apunta a que empezará el choque desde el banquillo y que solo saldrá al campo en caso de extrema necesidad.

Y no es descartable que se produzca, puesto que las lesiones de Ramis, Bigas y Calavera, que aún no se sabe cuánto tiempo de recuperación les espera, han dejado la zaga azulgrana totalmente en cuadro, por lo que José Luis Mendilibar tendría que echar mano de Sergio Álvarez en caso de que alguno de los centrales tuviera problemas, como ya ocurrió en Gijón.

Vuelta al plan original

Ante la escasa respuesta que obtuvo en El Molinón por parte de los menos habituales, tampoco es de extrañar que el de Zaldibar se vuelva a apoyar en los de casi siempre, porque el Eibar necesita los tres puntos para que el pesimismo que ha empezado a asomar no genere pánico en el entorno.

Cuatro puntos de los últimos 15 posibles son un bagaje demasiado escaso en una de las campañas más igualadas que se recuerdan, por lo que se debe hacer fuerte en Ipurua para darle un giro radical a una dinámica que contrasta con la de su rival de hoy.

Los albiazules, que acumulan tres victorias consecutivas en la competición doméstica, buscarán el cuarto triunfo aquí donde ya ganaron la pasada temporada por 0-1.

Los alavesistas forman uno de los equipos de moda del momento y pese a las abismales distancias que existen entre ellos en lo económico, es de los pocos que puede seguir el ritmo al líder, el Barcelona, tras las primeras diez jornadas. Ha cambiado mucho el Alavés en los últimos meses.

Abelardo no podrá contar con Rodrigo Ely y Wakaso Mubarak por lesión, y ha incluido a Ximo Navarro en la convocatoria. Así, es posible que el 'Pitu' repita el dibujo más habitual del Glorioso con un 4-4-2, al que regresará Fernando Pacheco a la portería tras el enfrentamiento de Copa del Rey, a pesar de que el gijonés viene con tres porteros.

El técnico alavesista no se fía del mal momento del cuadro armero. «El Eibar es un gran rival, muy intenso en Ipurua y muy difícil para nosotros; está muy bien trabajado y todos sabemos cómo son los equipos de Mendilibar, un entrenador de altísimo nivel y mucha experiencia».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos