SD Eibar

Goleada del Eibar para empezar

El Eibar no tuvo problemas para vencer al Tudelano. /Askasibar
El Eibar no tuvo problemas para vencer al Tudelano. / Askasibar

Se merienda a un flojo Tudelano (4-0) con goles de Nano, Kike, Charles y Escalante

LETIZIA GÓMEZ

El Eibar ha estrenado el verano con su punto de mira bien calibrado. Es cierto que un duelo ante un equipo que milita dos escalones más abajo y que no opuso resistencia ni fue capaz de inquietar lo más mínimo, no sirve para sacar excesivas conclusiones, pero los cuatro goles con los que cerró el primero de los siete amistosos que tiene concertados en esta pretemporada vienen a demostrar que las piezas ofensivas del equipo azulgrana han vuelto de sus vacaciones con hambre anotadora. Tres de los cinco atacantes que Mendilibar tiene bajo su tutela compitieron por anotar el tanto más bonito de la tarde, aunque finalmente ese título recayó en Escalante, el que se encargó de dar el cuarto y definitivo mordisco de la merendola con la que el Eibar celebró el inicio del curso (4-0).

El argentino culminó con un disparo imparable una pared dibujada con Pere Milla y redondeó así una actuación que evidenció que el argentino ha regresado pletórico de fuerzas de sus vacaciones de verano. En su cuarto año consecutivo en Ipurua, el 'guacho', como le llaman sus compañeros y amigos, se va a dejar la piel para hacerle ver a su técnico que él puede erigirse en el sustituto de Dani García que el Eibar está buscando fuera.

Teóricamente, todos empiezan de cero en la lucha por ganarse el puesto, de ahí que el calificativo de amistoso se queda solo en el nombre. Mendilibar tiene poco tiempo para ver a la ingente cantidad de jugadores que tiene que examinar y cada minuto, cada centro y cada disparo son analizados por el cuerpo técnico.

4 SD Eibar

Yoel, Calavera (Rubén Peña, min. 11), Arbilla, Martínez, Cote; Pedro León, Escalante, Jordán, Bebé, Kike García y Nano. En la segunda parte jugaron Areitio; Peña (Escalante, min. 58), Paulo, Ramis, Kike Pina; Pere Milla, Ribeiro, Diop, Orellana; Sergi Enrich y Charles.

0 Tudelano

Mikel Pagola; Fernando Delgado, Juan Arellano, Alvaro Meseguer, Diego Royo, David Lázaro, Álvaro Navarro, Gonzalo Lahuerta, Ion Vélez, Óscar Vega, David Soto (Guillermo, min. 34). En la segunda parte también jugaron Óscar López, Jiménez, Samuel, Lalaguna, Corral, Zamorano, Adán, Ardanaz, Gabarre, Bravo y Fauste.

GOLES:
1-0, m. 27. Nano Mesa. 2-0, m. 44. Kike García. 3-0, min. 52. Charles. 4-0, m. 85. Escalante.
INCIDENCIAS:
300 personas en Atxabalpe.

Como es costumbre, el de Zaldibar, que dejó fuera de su primera lista a Riesgo, Gálvez, Rivera, Iván Alejo y los recién llegados Hervías y Elgezabal, dividió a su plantel en dos. Sin embargo, sus planes se vieron trastocados cuando a los once minutos de juego Jordi Calavera, uno de los que tiene que demostrar que tiene sitio en el primer equipo, tuviera que pedir el cambio por unas molestias musculares cuyo alcance están aún por determinar.

Ese fue el único contratiempo que tuvo que solventar un Eibar superior de principio a fin ante un rival más falto de rodaje y, obviamente, de potencial que los armeros.

Lo más difícil en estos casos suele ser abrir la lata, pero a la escuadra eibarresa le llevó menos de media hora lograrlo. Tras un par de buenas arrancadas de un Bebé ansioso por gustar, el que se llevó los honores de convertirse en el autor del primer gol del verano no fue otro que Nano Mesa, el eterno candidato a abandonar el equipo antes de que comience el campeonato.

Al igual que sucedió en la pasada pretemporada, el tinerfeño ha vuelto cargado de energías de sus vacaciones y, aunque no tuvo más que empujar un buen pase de Kike García desde la línea de fondo, estaba donde debía estar y tuvo el acierto para marcar. A partir de ahí, el Eibar no encontró oposición para ir ampliando el marcador con otros tres bocados, el de Kike García justo antes del descanso al recoger un rechace tras una buena acción personal de Bebé, el que propinó Charles al poco de comenzar la segunda mitad y el definitivo zarpazo de Escalante a cinco minutos del final.

Satisfacción por parte de Mendilibar al término del choque, sobre todo porque solo Calavera salió mal parado del mismo, y con la cabeza puesta ya en el choque del viernes ante la Real Sociedad, que «seguro que nos exigirá más que el Tudelano».

En ese choque, el Eibar estrenará experiencia con el VAR, un sistema que no preocupa al técnico, aunque como se vio en la final del Mundial «no acaba con los errores».

 

Fotos

Vídeos