Triunfo con claroscuros

Lo importante era ganar, pero en el tramo final el Eibar pasó apuros, no fue contundente y perdió el control

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍA

Las dos victorias que ha logrado el Eibar han sido lejos de Ipurua: ayer en el Reale Arena y hace quince días en El Plantío. Salvo por la derrota en Huesca, no es un mal balance. Por contra, no logra rematar en Ipurua, donde solo ha conseguido un punto de seis posibles. Hay tiempo para conseguir ser fuerte en casa y, sin duda, el triunfo en el de