Reforma

La tribuna Sur de Ipurua estará operativa para el inicio de la temporada

Dispondrá de espacios para empresas, asientos preferentes y una nueva zona para medios de comunicación

L. G.EIBAR

La nueva entreplanta que se está construyendo en la tribuna Sur de Ipurua será una realidad a mediados del mes de septiembre y dispondrá de espacios para empresas, asientos preferentes y una nueva zona destinada para los trabajadores de los medios de comunicación.

Estos nuevos equipamientos, con un aforo total global de 297 personas, se inaugurarán en la primera jornada que dispute el Eibar en Ipurua en la temporada 2019-20.

Entre la esquina con la tribuna Este y el centro del campo se habilitarán tres espacios reservados para otras tantas empresas y dos filas de asientos preferentes, con una capacidad total de 176 localidades, además de baños y zonas de catering.

Los retoques que se están llevando a cabo propiciarán que la grada principal gane casi 300 localidades

Tras desmantelar las antiguas cabinas, la zona destinada a medios de comunicación ampliará notablemente su capacidad y se prolongará desde el centro del campo hasta la esquina con la Oeste. Los profesionales de las radios, prensa escrita y TV, que hasta ahora se distribuían en varias zonas de Ipurua, verán centralizada su ubicación en este nuevo espacio. En total habrá 121 asientos para periodistas.

Todos los profesionales de los medios accederán a Ipurua desde la calle Santainés por la puerta 1, donde recogerán sus acreditaciones, que les darán acceso tanto a la nueva tribuna de prensa como a la sala de prensa y la zona mixta, que estarán en los bajos de la tribuna Oeste.

También se está reformando el palco presidencial y el antepalco, así como el palco de la tribuna Norte, que tendrán una mayor capacidad (el palco principal pasará de 56 a 72 localidades y el de la Norte de 38 a 59) para mantener su posición centrada respecto al terreno de juego tras el traslado en 2,6 metros del campo hacia la tribuna Oeste.

Coincidiendo con esta obra se han acometido otras actuaciones como la mejora de la cimentación existente en la parte suroeste (junto al anexo), ya que hasta ahora la placa de hormigón que daba acceso a la tribuna estaba asentada sobre una zona de rellenos que con el tiempo ha ido mermando, provocando fisuras superficiales que, sin suponer un problema de seguridad, daba una imagen poco adecuada.