Tres puntos con profundo calado

El Eibar exhibe músculo, la victoria en Málaga viene a demostrar que no está dispuesto a ceder en lo más mínimo

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍA

El Eibar es la viva imagen de un líder que no está dispuesto a ceder ni un palmo en su objetivo de subir directamente a Primera. Ayer enmudeció a La Rosaleda con su rotunda victoria, pegó un golpe encima de la mesa y lanzó un claro mensaje de que no está dispuesto a arredrarse ante nada y ante nadie. Hizo su partido, supo sobreponerse al gol

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores

Celebra con nosotros el sexto aniversario. Suscríbete 3 meses por 1€