Arbilla se retiró en el minuto 86 por dolencias musculares. / ASKASIBAR

S.D. Eibar

Tres entrenamientos antes de visitar el viernes a un angustiado Leganés

Los pepineros, dirigidos por Imanol Idiakez, aún no han sumado ni un solo punto en las tres jornadas disputadas

J.A. REMENTERIA eibar.

La plantilla de la SD Eibar tendrá tres sesiones para preparar el duelo de este viernes en Butarque ante el CD Leganés, a partir de las 21.00 horas. Ayer entrenó en Atxabalpe, hoy martes descansará, el miércoles nuevamente en Atxabalpe y el jueves en Ipurua antes de partir a Leganés.

A priori, la visita a Leganés se presenta complicada porque se va a topar con un rival que en las tres jornadas disputadas no ha sumado ni solo punto, al igual que el Rácing de Santander. Para los pepineros dirigidos por Imanol Idiazkez es una final ante el cuadro armero que, ahora mismo, es uno de los equipo referentes del grupo, que está invicto con siete puntos de nueve, lo que demuestra su buen momento de forma.

En las filas armeras hay dudas para este siguiente choque al haberse lesionado Venancio, que estaba anunciada su presencia en el once frenta a la Ponferradina, pero, finalmente, no se alineó al no superar unas pruebas previas a las que fue sometido a raíz de sus dolencias musculares lo que hizo que saltara Berrocal; Arbilla se retiró en el minuto 86, no pudo seguir en la recta final ante los ponferradinos, aquejado de unas molestias posible lesión en la zona isquiotibial de la pierna izquierda hicieron que fuera reemplazado por Chema Rodríguez, al igual que Correa en el 86 fue sustituido por Tejero debido a unas molestias. Vadillo sigue recuperándose de su lesión en el sóleo y no se sabe si podrá estar o no en la convocatoria ante el Leganés. Por contra, el centrocampista Javi Muñoz, cumplido su partido de sanción, volverá a estar a disposición de Garitano.

Garitano recupera a Javi Muñoz, que tras su sanción ante la Ponferradina, podrá estar en Butarque

Arbilla, Venancio y Correa, con problemas musculares, son dudas para viajar a Leganés, al igual que Vadillo

A pesar de estos contratiempos, el Eibar cuenta con fondo de armario, la baja de Arbilla, si es que se confirma, estará cubierta por Chema Rodríguez y, la ausencia de Venancio, si se produce, se cuenta con Berrocal, que ante la Ponferradina hizo un gran partido y la ausencia, de darse de Correa, estará cubierta por Tejero.

Blanco Leschuk

Llama la atención en las filas armeras el retorno de Blanco Leschuk, el delantero argentino ha marcado dos goles consecutivos decisivos, el primero de ellos frente al Villarreal B, que supuso el empate, a la postre, un punto vital, y el domingo frente a la Ponferradina fue autor del único gol de la victoria que otorgó tres puntos de oro a los eibarreses. Ambos de igual ejecución, en sendos córners lanzados por Aketxe rematados a la red de fuerte testarazo por el delantero argentino que se ha incorporado en un gran estado de forma y con 'hambre' de gol y trabajo abnegado en todos los frentes. Este jugador está en estado de gracia lo que, sin duda, viene francamente, exhibe ante todo su poderío en el juego aéreo y su habilidad en el juego de espalda a la portería, y su asociación con Aketxe en el balón parado, en especial en los saques de esquina.

Se quiere a un media punta

Si Blanco Leschuk es noticia positiva en el Eibar, ahora, queda por saber qué va a pasar de aquí al jueves 1 de septiembre, fecha en la que concluye el mercado de verano a las 23.59 horas.

La dirección deportiva encabezada por César Palacios busca un medio punta, en principio solo quiere una nueva incorporación, pero todo dependerá de las variables.

Hay que esperar a la salida de alguno, el candidato firme es Glauder, el central no entra en los planes de Garitano.

La plantilla del primer equipo armero cuenta con 23 jugadores contando con Glauder y el recién incorporado Nolaskoain. Garitano quiere trabajar con 22 o 23 jugadores, así que la configuración definitiva depende del deselance que se produzca de aquí al jueves.