Suma minutos y sensaciones, sin lamentar lesiones

La plantilla del Eibar disfruta de un necesario descanso hasta mañana tras retornar el domingo de su concetración de nueve días en Austria. Una gira que no ha tenido más contratiempos que la prematura salida de Iván Alejo pocas horas antes de concretarse su traspaso al Getafe por cuatro suculentos millones de euros, y que ha servido para que prácticamente todos los azulgranas hayan acumulado minutos y buenas sensaciones, sin que haya que haber lamentado lesión alguna.

El único que arrastra molestias lo sificientemente importantes como para no haber podido ejercitarse con sus compañeros ha sido Jordi Calavera, que ya viajó aquejado de una rotura de fibras en el recto anterior de su cuadriceps izquierdo, producida en el primer choque ante el Tudelano, ha sido sometido a un tratamiento conservador y esta misma semana podría empezar a inporporarse al trabajo de grupo.

Además del catalán, solo Rivera y el mencionado Alejo se han quedado fuera de las convocatorias de Mendilibar, puesto que como ya se veía venir, ninguno de los dos se va a quedar bajo sus órdenes, y el de Zaldibar ha preferido repartir los preciados minutos entre el resto de la expedición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos