SD EIBAR

El Sporting también se agarra a la Copa para revivir

Halilovic trata de salir con el balón ante defensas del Granada. / EFE
Halilovic trata de salir con el balón ante defensas del Granada. / EFE

Perdidos en la mitad de la tabla tras sumar un triunfo en ocho jornadas, los de Mareo se encomiendan a su inquebrantable afición

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

Al igual que los dos últimos rivales a los que el Eibar ha tenido que hacer frente, el Sporting de Gijón también está inmerso en una grave crisis de identidad que quiere empezar a resolver gracias al torneo copero. Para ello se encomiendan a su más que fiel afición, que pese a que últimamente recibe más bien poco de su equipo, sigue estando el pie del cañón, como se demostró en el último choque liguero, en el que los 16.282 espectadores que poblaron la grada de El Molinón en el choque ante el Córdoba protagonizaron la mejor asistencia en Segunda.

Tras dejar escapar de entre los dedos el ascenso a Primera en la pasada campaña, los blanquirrojos se han visto relegados a la décima plaza de la clasificación de la categoría de plata después de no haber sido capaces de sumar más que un triunfo en las ocho últimas jornadas. Una pésima racha de resultados que le tiene a la misma distancia del descenso que de la promoción de ascenso, y que ha puesto en la picota a Rubén Baraja.

El técnico vallisoletano, sin embargo, dice sentirse respaldado por el club. «Estoy tranquilo por la confianza que me transmite el club. La experiencia me dice que todo pasa por ganar. Así se verá todo de una manera diferente», comentó en su comparecencia previa al duelo copero ante los armeros.

No debió resultar muy convincente, porque acto seguido tuvo que insistir de nuevo en que no ve peligrar su puesto. «No me siento cuestionado», repitió. «Es el mismo método y el mismo trabajo del año pasado y la gente estaba feliz. Lo único que cambia es el resultado. En cuanto lo consigamos, todo cambiará».

Eso sí, asume todas las críticas para liberar de presión a su equipo. «Como principal responsable de la plantilla espero que compita bien. El entrenador tiene que asumir las críticas y así lo hago. Si tengo que ser el foco de la crítica para que mis jugadores rindan mejor, lo asumo. Siempre voy de frente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos