Stoichkov celebra su gol junto a Toño García. /arizmendi

Stoichkov celebra su gol junto a Toño García. / arizmendi

Liga Smartbank Victoria sin premio gordo

El Eibar derrota al Tenerife, pero el Valladolid hace los deberes en Ibiza y todo se decidirá en la última jornada

BRUNO PARCERO

El Eibar hizo los deberes. Derrotó al Tenerife en Ipurua con goles de Stoichkov y Chema, pero la victoria del Valladolid en Ibiza (1-2) dejó a los armeros sin poder celebrar el ascenso. Todo queda pendiente de una última jornada que será de infarto. Al menos el Eibar va de mano.

Con Ipurua a rebosar y volcado con su equipo parecía imposible que se escapase la victoria. Sin embargo el Tenerife no era un rival menor y pronto dejó patente que derrotarle iba a requerir de una buena dosis de voluntad y de precisión.

Voluntad y precisión fueron precisamente las virtudes que adornaron el gol de Stoichkov, ¡quién si no!. El extremo gaditano agarró el esférico al borde del área, amagó con disparar y se coló entre tres defensores insulares que, sorprendido, vieron como dejaba patente su enorme calidad con un remate con el exterior que le permitió alejar el balón del meta soriano, cuya estirada no fue suficiente.

El Tenerife trató de revolverse y casi recibe el segundo en un remate dentro del área de Fran Sol que Soriano desvió con una magnífica parada. También Sielva rondó el gol, pero nuevamente el meta tinerfeño abortó el peligro.

Un saque de banda del Tenerife paralelo a la línea de córner estuvo a punto de suponer el empate cerca del descanso, pero el remate de Mario se fue alto.

El arranque de la segunda mitad fue prometedor. Un jugadón de Corpas derivó en un centro que Fran Sol remató en área pequeña, aunque la presencia de Soriano evitó el segundo. Menos fino estuvo Edu Expósito quien acto seguido disparo fuera desde dentro del área con todo a favor.

Pese a la ventaja en el marcador era el Eibar quien parecía el único interesado en mover el marcador. Corpas volvió a dar trabajo a Soriano, quien tuvo que desviar un voleón del jugador armero. Igual que sucedió en el minuto 69 cuando el cabezazo de Venancio parecía superar al guardameta isleño. Y en el 73', en un tiro de Expósito que repelió el meta en su décima parada de la noche y cuyo rechace no aprovechó Corpas para anotar.

El 1-2 del Ibiza encendió aún más a un Ipurua que no perdía la esperanza de certificar matemáticamente el ascenso. Más aún cuando Chema hizo el 2-0 que sentenciaba prácticamente la victoria armera.

A partir de ahí los móviles comenzaron a echar humo. La noticia estaba en Ibiza, pero el anhelado tanto ibicenco no llegó y el Eibar tendrá que buscar el ascenso en Santo Domingo ante el Alcorcón.