S.D. Eibar

El Sevilla se mantiene reacio a abonar la cláusula de Jordán

L. G.EIBAR

La negociación por la venta de Joan Jordán al Sevilla amenaza con convertirse en el cuento de nunca acabar. Pese a que la semana pasada las conversaciones con el Eibar parecieron tomar un nuevo impulso, la operación se ha estancado y corre peligro de frustrarse, porque los nervionistas no quieren subir ni un céntimo de los 12 millones ofrecidos por Monchi y los armeros no quieren rebajar ni un ápice de los 15 millones que figuran en la cláusula del jugador.

Pese a que el jugador ya ha trasladado al Eibar su intención de recalar en el Sevilla, con el que ya tendría un acuerdo por cuatro años más otro opcional, la entidad azulgrana se mantiene firme en su postura de remitir a los blanquirrojos a la cláusula, primero porque Fran Garagarza ya dejó claro que no quieren desprenderse del centrocampista, pero también porque hay otros clubes que sí están dispuestos a abonar la cuantía completa.

La dirección deportiva del Eibar está haciendo todo lo posible para convencer al de Regencós para que se quede, renegociando el año de contrato que le resta con una importante subida salarial, sin descartar la posibilidad de ampliarlo.

La esperanza del Sevilla, en cambio, se centra en que el futbolista y su representante presionen a los armeros para que acepten la propuesta que ya tienen sobre la mesa con la advertencia de que el próximo año se marcharía sin dejar un solo euro en las arcas azulgranas.

El verano es muy largo y todavía queda mucha cuerda por tensar, pero cabe recordar que el Sevilla ya paralizó el pasado verano el fichaje de Portu, recién anunciado como nuevo jugador de la Real Sociedad, porque el Girona se aferró a su cláusula de rescisión que en aquel momento era de 20 millones de euros y dilató las negociaciones hasta que acabó con la paciencia de Joaquín Caparrós.

Ahora es Monchi quien lleva la voz cantante y la anterior experiencia del Eibar negociando con él se remonta a la frustrada venta de Keko, que acabó fichando por el Málaga.