SD Eibar

Sergio Álvarez: «En el Eibar he crecido mucho como futbolista»

Sergio Álvarez, sobre una miniportería ayer en Atxabalpe./ Askasibar
Sergio Álvarez, sobre una miniportería ayer en Atxabalpe. / Askasibar

El centrocampista avilesino está ofreciendo su mejor versión como central, aunque espera triunfar como armero en su demarcación de pivote

LETIZIA GÓMEZ

Llegó con la vitola de ser el fichaje más caro del verano, como el supuesto sustituto de Dani García, pero, aunque arrancó la temporada jugando, ha tenido que esperar hasta la recta final para demostrar su valía, curiosamente en una posición diferente a la suya. Tras superar su papel del nuevo de la clase, se ha cargado de sabiduría y confianza para el próximo curso.

– Ha costado mucho ver su mejor versión. ¿Cómo se siente?

– Me ha costado entrar en el equipo, porque tenemos una gran plantilla. Ahora tengo más continuidad y, aunque no es mi demarcación habitual, cada vez me encuentro más a gusto, aportando cosas al equipo y compitiendo, así que estoy contento.

– ¿Se le va a hacer corta esta campaña?

– Quedan solo tres partidos y lástima que se termine ya. Yo voy a intentar exprimir todos los minutos que quedan de aquí al final e intentar llegar en las mejores condiciones posibles a la próxima temporada, armado de confianza.

– ¿Se ve quedándose de central?

– Solo llevo tres o cuatro partidos en esa demarcación y yo he tratado de hacerlo lo mejor posible. Si a largo plazo me toca seguir jugando ahí intentaré adaptarme y aprender, pero yo aún me sigo viendo como mediocentro, donde llevo muchos más partidos. El futuro lo dirá.

– Cuando llegó se dijo que venía a sustituir a Dani García. ¿Le pesó esa responsabilidad?

– Yo no la he sentido, porque desde el principio dije que yo no venía a sustituir a nadie. Venía para aportar mis cualidades humanas y deportivas en el Eibar y siempre he tratado de dar lo mejor de mí. En ese sentido estoy tranquilo. Seguiré en mi tónica de trabajar al máximo y ser un buen compañero.

– ¿Se siente más optimista de cara al próximo curso?

– Es verdad que por la forma de jugar del equipo, había mecanismos que no estaba acostumbrado a manejar. Se necesita tiempo para coger los conceptos y cada vez me siento más a gusto e integrado, en sintonía con el míster, así que de cara a la pretemporada que viene voy a tratar de llegar muy fuerte, con la máxima confianza.

– ¿Qué se puede esperar de los tres partidos que restan?

– Seguimos con muchas ganas de conseguir más puntos para quedar lo más alto posible. Somos profesionales y sabemos que tenemos que dar el máximo hasta el final. Vamos a encarar esta recta final con la misma humildad y las mismas ganas que hasta ahora.

– Mendilibar no le ha concedido todos los minutos que deseaba, pero ¿qué ha aprendido con él?

– Es un entrenador que saca lo mejor de cada jugador. Es muy competitivo, exprime mucho a los futbolistas, pero también les concede una gran libertad fuera del campo que se agradece y que hace disfrutar más del día a día. Y eso se nota. No hay más que ver cómo compite el equipo, la intensidad que tiene y las señas de identidad que nos hace reflejar en el césped. Tiene mucha experiencia, sabe mucho.

– En Gijón era uno de los referentes del Sporting. ¿Cómo ha sobrellevado la suplencia?

– Era la primera vez que salía de casa y estar lejos de los tuyos te hace madurar como persona y ver el fútbol desde otra perspectiva. Estar rodeado de estos jugadores y con este cuerpo técnico me ha hecho crecer como futbolista y afronto lo que queda y la próxima campaña con mucha ilusión y confianza.

– ¿En algún momento se ha arrepentido de venir?

– No. Yo sabía que era un paso adelante en mi carrera. Me habría gustado tener más protagonismo, pero este es un equipo de Primera, hay más nivel, más exigencia y, como nuevo que era, me tenía que ganar mi sitio. Lo afrontaba como un reto y esto sigue. Tengo contrato y en verano habrá que ver si el club sigue contando conmigo, pero yo estoy contento aquí y con ganas de seguir creciendo.

– Todo apunta a que Mendilibar seguirá un año más. ¿Qué opina?

– Su carácter y estilo de juego benefician al Eibar, por lo que opino que es muy positivo para el club. Está haciendo las cosas muy bien.