Septiembre plantea tres batallas en el fortín armero

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

Después de una larga espera, Ipurua levantará el domingo el telón de la competición consciente del relevante papel que deberá cumplir durante este mes de septiembre en el que acogerá tres de los cuatro próximos compromisos que le esperan al Eibar.

Así como agosto ya se preveía complicado debido a que las obras del estadio obligaron a tener que disputar los tres primeros partidos lejos de sus dominios, en las tres semanas que restan para completar el mes, el campo eibarrés tendrá que ejercer más que nunca de fortín si los dirigidos por Mendilibar quieren recuperar parte del terreno perdido fuera.

La primera oportunidad que no debe dejar escapar llegará este domingo (12.00) frente al Espanyol, que también luce un punto en su casillero, aunque en su caso con dos derrotas en su feudo.

El único partido lejos de Ipurua será el que le enfrentará a un Levante disparado el domingo 15 (16.00 h.) en el Ciutat de Valencia. Después tocará trabajar a doble turno en casa, primero ante el Sevilla, miércoles 26 (19.00 h.) y después frente al Celta el domingo 29, en una jornada en la que estrenarán el horario de comer (14.00 h.).

Temas

Eibar