S.D. Eibar

Recta final de la pretemporada

Nano se hace con el balón ante la presión de Escalante y Paulo. / ASKASIBAR
Nano se hace con el balón ante la presión de Escalante y Paulo. / ASKASIBAR

La plantilla vuelve mañana a los entrenamientos en Atxabalpe con el objetivo de mejorar la parcela defensiva |

J.A. REMENTERIA EIBAR.

El Eibar entra esta semana en la recta final de la pretemporada que, como siempre, en esta fase de puesta a punto siempre surgen lecturas varias. El inicio de la Liga está a la vuelta de la esquina, el día 19 es el primer envite, y no deja de ser clave esta semana. Mañana la plantilla está citada en Atxabalpe donde comenzará otra etapa más en ese proceso de puesta a punto.

José Luis Mendilibar y su equipo técnico continúan trabajando para que los jugadores asimilen ideas, conceptos básicos que se plasmen en la competición. Los últimos dos enfrentamientos ante Osasuna y Huesca han evidenciado que aún restan capítulos por limar para que la maquinaria funcione con la exactitud que pretende el banquillo.

El Eibar está resultando previsible, tal vez pesen aún las piernas a sus jugadores por el volumen de trabajo que llevan que hace que falte ese punto de velocidad para sorprender y ser superiores. En el choque ante el Huesca, primer rival en el estreno liguero, evidenció que por mucho que el cuadro armero tuviera el esférico, este no fue capaz de franquear, destacó por disponer de mucha posesión pero por su incapacidad para llegar al área rival con esa necesaria frescura y precisión requerida para inclinar la balanza a su favor.

Sin duda, un aspecto fundamental a pulir es el apartado defensivo. En seis partidos jugados ha visto su portería batida en cinco ocasiones, y aún queda ese choque en Alemania ante el Hoffenheim (en Sinsheim) este sábado. Las concesiones a los rivales a la hora de defender son obvias, este apartado es fundamental corregirlo para un Eibar que, precisamente, brilla por la virtud de mantener pulido el concepto defensivo, una exigencia básica de su particular decálogo.

El Eibar lleva marcados once goles y encajados nueve, un diferencial favorable pero no deja de ser relativo por aquello que está inmerso en fase preparatoria, aunque sí es necesaria una valoración en clave de futuro. Ante el Huesca, Mendilibar apostó por un once liviano, su alineación fue con más suplentes que titulares, mientras que Leo Franco fue lo contrario, escondió menos sus cartas.

El puzzle de la plantilla

Mendilibar está trabajando con veintisiete jugadores, tres o cuatro tendrán que salir, un puzzle que irá tomando forma en las próximas fechas. El delantero Nano es uno de los fijos en la rampa de salida, su destino quedará sellado esta semana y será en Tenerife; otro candidato a abandonar es el delantero Bebé, el portugués no tiene visos de continuar, aún haciendo una pretemporada aceptable no es un jugador que concuerde con las característica del preparador; el complejo y deseado fichaje del central Bigas hace que Elgezabal tenga todas la opciones para salir cedido nuevamente. Es el quinto central, su continuidad es una duda razonable y si hablamos de la zaga otra de las incógnitas es Gálvez. Cabe preguntarse qué pasará con este defensa que en el pasado mercado invernal fue cedido a Las Palmas, en este momento es el sexto central pero tampoco cuenta con opciones claras para seguir defendiendo la camiseta armera; y para cerrar el capítulo de esos jugadores que son, a priori, dudas hay que referirse a la figura del delantero Pere Milla, lleva una interesante pretemporada y podría ser una de las caras nuevas del nuevo proyecto. En las próximas fechas se resolverá el devenir de estos jugadores sobre los que pende el signo interrogante. En la dirección deportiva se trabaja por cerrar definitivamente la plantilla, sin prisa pero sin pausa, una labor consensuada en todos momento con el técnico de Zaldibar. Un lateral izquierdo y un hombre de banda son dos puestos que se pretenden cubrir, especialmente en las alas ante la marcha de Inui y Alejo, se precisa una inyección diferenciadora.

Es probable que este sábado frente al Hoffenheim Mendilibar apueste por un once que se asemeje al que recibirá al Huesca. Jugadores como Dimitrovic, Arbilla, Calavera, Bigas, Paulo, Ramis, Cote, Sergio Alvarez, Escalante, Diop, Jordán, Orellana, Pedro León, Hervías, Kike García, Charles, Enrich, son hombres que gozan de más opciones para estar en esa lista donde Mendilibar combine sus respectivos bloques tipo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos