S.D. Eibar

Los fichajes de invierno del Eibar están en casa

Los fichajes de invierno del Eibar están en casa

El Eibar espera la reaparición de Marko Dmitrovic y Pedro León sin planes para reforzarse | Además de la aportación de estos jugadores, el club confía en que varios efectivos que han actuado poco sirvan también de revulsivo

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

La preocupación no está reñida con la calma en el Eibar. En el club armero no niegan que la comprimida situación clasificatoria derivada de los malos resultados del último mes y medio de competición han generado cierta inquietud en el seno de la entidad, pero también entienden que, más que fichajes sin garantías, lo que necesita el equipo es un voto de confianza. Mendilibar se la ha ganado a pulso en las tres anteriores temporadas y es él quien ha dejado muy claro que no quiere que entre nadie nuevo en el vestuario, salvo que se produzcan más salidas que la de Pablo Hervías, en principio la única que está prevista.

Y es que el técnico azulgrana tiene muchas esperanzas puestas en la aportación de Marko Dmitrovic una vez que se produzca su vuelta al equipo, dilatada por las recientes actuaciones de Asier Riesgo, pero también por la falta de ritmo del meta serbio, ausente desde que el pasado 4 de noviembre disputó su último partido en el derbi ante el Alavés en Ipurua.

Y también espera como agua de mayo el inminente no, pero sí próximo retorno de Pedro León, que sigue inédito en la competición después de haber enlazado una hernia discal con una fascia plantar, de la que fue operado el pasado 19 de noviembre.

Pero es que, además, entre los 23 efectivos que componen la plantilla hay un mínimo de seis jugadores que apenas han entrado en los planes del preparador azulgrana, o que directamente no han dispuesto de ni un solo minuto, como es el caso de Jordi Calavera. De modo que más que faltar, casi que sobran. En cualquier caso, en la dirección deportiva aún mantienen la esperanza de que al menos algunos de ellos se conviertan en revulsivos de cara a la segunda mitad del campeonato.

Jugadores casi sin utilizar

Por de pronto, Pedro Bigas, que llevaba casi dos meses sin jugar y que hasta el domingo tan solo había participado en seis partidos, partió como titular en el Camp Nou y su rendimiento no desmereció respecto a otros compañeros que llevan más partidos en sus piernas. También se pudo ver de nuevo en acción, aunque muy poquito eso sí, a Marc Cardona, que puede ser la alternativa a probar por Mendilibar para acabar con la sequía anotadora de sus otros tres delanteros.

Otro de los que ha perdido el sitio que ocupó nada más aterrizar en Ipurua fue Pablo de Blasis, que no marcó, pero que sí forzó a Ter Stegen a intervenir para evitarlo. Y, obviamente, también cabe esperar mucho más de Sergio Álvarez, que llegó como fichaje estrella del verano después de que el Eibar abonara cerca de cuatro millones por él al Sporting de Gijón y que apenas ha acumulado 363 minutos repartidos en ocho encuentros.

El caso de Pere Milla es bien diferente. El canterano, que sí gozó de la confianza del de Zaldibar en las primeras jornadas, sabe perfectamente que esta temporada le toca adaptarse al equipo y a la categoría, aprender y aprovechar las oportunidades que le lluevan. Y está dispuesto a hacerlo.

Hervías, en cambio, tiene más experiencia y quiere jugar, y como aquí no lo va a hacer, el Eibar le facilitará la salida en el mercado de invierno. Su posición está cubierta ahora y lo estará aún más en cuanto Pedro León esté en disposición de jugar, por lo que el equipo no perderá potencial.

El problema es que su marcha no ayudaría demasiado a mitigar el estrecho tope salarial que dispone para este mercado invernal, por lo que si no da con una ganga irrechazable, tampoco tiene opción de pujar por nadie que marque diferencias.

Más