S.D. Eibar

De salvar al Eibar en los despachos y bajar al Elche, a reflotar a los ilicitanos

Patricia Rodríguez, en su época en el Eibar./MORQUECHO
Patricia Rodríguez, en su época en el Eibar. / MORQUECHO

La exgerente armera ficha por los franjiverdes justo cuatro años después | El Eibar se ha consolidado en Primera tras aprovechar aquella oportunidad, mientras Patricia Rodríguez trabaja ahora en Segunda

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZEIBAR.

Si hoy en día el Eibar es un club que ha logrado consolidarse en Primera es gracias en gran medida a que hace ahora cuatro años el Juez de Disciplina Social de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) condenaba al Elche al descenso administrativo a Segunda División por impago reiterado de sus deudas con Hacienda, una sentencia que propició que la entidad azulgrana mantuviera la plaza que había perdido en una cruel última jornada del campeonato. Ironías de la vida, ayer que precisamente se cumplían cuatro años del descenso administrativo del Elche, fue el primer día de Patricia Rodríguez como directora general del club franjiverde. Ella estaba en la gerencia del Eibar aquel 5 de junio de 2015.

Fue un hecho inédito en el fútbol estatal que sirvió para poner coto al 'doping' financiero, una práctica hasta entonces muy extendida que provocaba que equipos, como en este caso el Elche, pudieran fichar jugadores con un dinero que realmente no tenían. La Liga y el Eibar entendieron que a eso se le llama competir haciendo trampas y la Justicia les dio la razón.

No hubo denuncia alguna por parte del club armero, como se apuntó desde la capital ilicitana, pero la entidad eibarresa sí se personó en la causa como parte interesada después del expediente abierto por la propia Liga a la entidad franjiverde por mantener deudas con la Agencia Tributaria que sumaban 8,8 millones de euros y por las que estaba sometida a embargo. En la gravedad de la resolución pesó el agravante de reincidencia y se especificó claramente que el club ilicitano recibió varias sanciones y apercibimientos no sólo por no cumplir con Hacienda, sino también por facilitar datos erróneos de carácter económico.

El dato

4 años.
En su afán por acabar con el 'doping' financiero, el 5 de junio de 2015 la Liga abrió un expediente al Elche que se saldó con una resolución judicial que condenó al club ilicitano a perder su plaza en la máxima categoría, propiciando que el Eibar recuperara la que había perdido en el césped.

Tras un proceso pleno de tensión, el entonces presidente Alex Aranzabal y su mano derecha, la ya exdirectora gerente Patricia Rodríguez, pudieron anunciar con orgullo el 5 de junio de 2015 que el Eibar se había ganado una segunda oportunidad que se ha sabido exprimir al máximo. Ninguno de los dos permanece en la casa azulgrana, pero todo el esfuerzo que pusieron en conseguir que el equipo se mantuviera en la élite forma parte de los éxitos que posteriormente se han logrado de la mano de José Luis Mendilibar, quien por cierto se había comprometido con el exmandatario sin saber si iba a dirigir al equipo en Primera o en Segunda.

Un camino de espinas

El trayecto posterior del Elche, en cambio, se llenó de espinas. Juan Anguix, que había sustituido a José Sepulcre al frente de la presidencia del club apenas unos meses antes de la sentencia, se vio obligado a dimitir después de incumplir su promesa de presentar a un empresario americano que según él iba a aportar los cerca de seis millones que necesitaba el club para hacer frente a todas sus deudas. Fueron los empresarios de la ciudad los que forzaron esta dimisión después de garantizar, a instancias del alcalde, Carlos González, que saldarían los impagos con la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) a través de sus aportaciones.

Eso no impidió, sin embargo, que el conjunto franjiverde diera con sus huesos en Segunda B en la campaña 2016-17, justo dos años después de convertirse en el primer equipo en la historia al que se le despojaba de su plaza en la máxima categoría por impago. Un nuevo golpe del que el Elche logró recuperarse tras lograr el ascenso en la campaña siguiente al superar al filial del Villarreal en la eliminatoria final de la fase de ascenso a Segunda.

El Elche se convirtió en el primer club en descender por impagos en Primera

El Eibar no fue el que denunció, pero sí se personó en la causa como parte interesada

La ofensiva en los despachos para volver a convertir al club ilicitano en lo que fue se reactivó. En octubre de 2018, la junta de accionistas extraordinaria aprobó una ampliación de capital de 1,3 millones de euros para dar liquidez al club y dejó abierta la opción de nuevas inyecciones económicas hasta los 4,5 millones de euros.

Y es aquí donde volvió a surgir la figura del expresidente José Sepulcre, que en enero de este mismo año se convirtió en el máximo accionista individual de la entidad con el 57% de los valores, tras una aportación realizada a través de su empresa 'Tenama Inversiones', que se suma a las realizadas anteriormente. Él ha sido precisamente el que, pese al contencioso que hubo con el Eibar, ha fichado a la exdirectora gerente del club armero para que lidere un proyecto que devuelva al Elche a Primera División. La financiera donostiarra no es la única apuesta realizada por el ambicioso empresario alicantino, que también ha incorporado a Nico Rodríguez, exdirector deportivo del Getafe.

Más