S.D. Eibar

Otro rival en depresión con el que lidiar

Orellana, en el centro de la imagen entre Cote y Marc Cardona, sonríe en un entrenamiento del Eibar, con el que hoy regresa a Vigo a la que fue su casa. / FÉLIX MORQUECHO
Orellana, en el centro de la imagen entre Cote y Marc Cardona, sonríe en un entrenamiento del Eibar, con el que hoy regresa a Vigo a la que fue su casa. / FÉLIX MORQUECHO

Tras ahondar en la herida del Athletic en el derbi, el Eibar quiere prolongar hoy (18.30) la crisis del Celta | Los armeros buscan esta tarde una segunda victoria consecutiva lejos de Ipurua que le catapulte a las posiciones acomodadas de la tabla

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

Las depresiones están a la orden del día en una Liga en la que varios equipos modestos ocupan posiciones cabeceras y otros que tienen un nombre y un gran presupuesto detrás tiemblan de miedo por verse abajo. En las últimas fechas, al Eibar le está tocando lidiar con varios rivales de los que sienten el aliento del descenso, y tras empujar hacia el fondo al Girona y zarandear a un Athletic que mostró muy poco en el derbi del pasado domingo en Ipurua, hoy debe torear a un Celta inmerso en una profunda crisis de juego y resultados.

Solo les separa el punto de más que tienen los armeros, pero les distingue el estado de ánimo, reforzado en el caso de los azulgranas, que buscan enlazar su tercer partido consecutivo con tono positivo para escalar hacia las posiciones acomodadas de la tabla.

Tras una semana intensa en la que la futura ciudad deportiva ha copado todo el protagonismo, el equipo vuelve a acaparar todos los focos, ya que sus esfuerzos ya estaban concentrados en el campeonato liguero, que es lo que de verdad da de comer y genera la ilusión entre una afición que no faltará en Vigo pese al 'sablazo' dado por el Celta con las cien entradas remitidas a 40 euros.

Todo apunta a que Mendilibar alineará a los mismos que zarandearon al Athletic

Como ya anunció él mismo el jueves, José Luis Mendilibar no podrá contar con Paulo, Escalante, Pedro León y Dmitrovic, lo que le ha obligado a incluir de nuevo al canterano Markel Areitio en la convocatoria.

Tampoco ha causado ninguna sorpresa que Hervías y Calavera se hayan quedado fuera de la lista porque ya se ha convertido en una costumbre que no figuren en ella, algo que podría acelerar su salida en el mercado invernal.

Orellana regresa a Vigo 21 meses después de haber sido 'despedido' por indisciplina

Cuenta, por tanto, con los mismos que ofrecieron un excelente rendimiento en el derbi ante los rojiblancos, por lo que todo apunta a que podría repetir su once, aunque también cabe la posibilidad de que Cucurella pueda relegar al banquillo a De Blasis para situarse en el extremo pese a que llegó al Eibar para reforzar el lateral izquierdo, y también podría modificar la pareja atacante, dando entrada a Kike García en lugar de Charles, que no hay que olvidar que es el máximo anotador del equipo con tres tantos, seguido de cerca por Enrich, con dos.

Lo que no tiene visos de variar es la pareja en el mediocentro formada por Joan Jordán y Diop, que se lució de manera especial ante el Athletic, ni tampoco la presencia de Fabián Orellana en el flanco derecho en el que supondrá su retorno a Balaídos, donde militó durante seis temporadas.

Orellana, 21 meses después

El chileno lleva casi dos años fuera de Vigo, después de que Berizzo lo defenestrara por un grave acto de indisciplina a la vuelta de las navidades de 2017. Su paso por el Valencia fue efímero, pero a sus 32 años ha encontrado en el Eibar el lugar idóneo para ofrecer sus últimos chispazos de calidad.

El jugador al que la afición chilena bautizó como 'el Poeta' por el gol que supuso un histórico triunfo ante la selección argentina, no está encontrando el camino hacia la portería, pero a buen seguro hará todo lo posible para estrenar su cuenta allí donde le echaron después de una larga y fructífera estancia.

Justo en esta cita se cumplen siete años de su debut con la camiseta celeste, frente al Girona. Cedido por el Granada, Orellana contribuyó al ascenso de los célticos a Primera División y, tras permanecer media campaña más en el cuadro andaluz, el 31 de enero de 2013 regresó a Vigo para quedarse. Cuatro años completó en Balaídos antes de que un fuerte encontronazo con Eduardo Berizzo acabara con su cesión al Valencia «por una falta de respeto inaceptable» hacia el técnico.

Veintiún meses después de aquella amarga despedida, Orellana vuelve a reencontrarse con el celtismo y con amigos como Iago Aspas, con el que conformó una de las delanteras más letales que se recuerdan.

El extremo se perdió la anterior visita del Eibar a Vigo porque en la jornada anterior de LaLiga ante el Barcelona sufrió otro de sus arrebatos emocionales y en ocho minutos le mostraron dos cartulinas amarillas que le supusieron la expulsión y el correspondiente partido de sanción.

Curiosamente, también Mendilibar fue expulsado en ese mismo encuentro, por lo que no pudo sentarse en el banquillo de Balaídos. Sentado en la grada presenció cómo el Eibar caía por 2-0, un último precedente negativo en un campo en el que ha sufrido dos derrotas, pero en el que también ha conseguido dos grandes victorias, la última hace dos temporadas (0-2).

Más

 

Fotos

Vídeos