No se rindió, demostró ambición

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍA

El Eibar ha encajado la primera derrota de la temporada. La expulsión de Correa ha sido el detonante de un amargo tropiezo. A pesar de este condicionante, que pesó como una losa, no se rindió, luchó hasta el final generando ocasiones. Aunque se viera muy condicionado frente a un Leganés que jugó en superioridad, el Eibar fue ambicioso, no per

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores