SD Eibar

Retos ambiciosos aún por conquistar

Varios jugadores del Eibar, con Orellana y Cucurella al frente, observan sentados un ejercicio de sus compañeros. / MIKEL ASKASIBAR
Varios jugadores del Eibar, con Orellana y Cucurella al frente, observan sentados un ejercicio de sus compañeros. / MIKEL ASKASIBAR

Una vez cruzada la meta de la salvación, el Eibar se marca nuevos objetivos | El club armero se vuelca en configurar su próximo proyecto mientras el equipo mantiene vivo su empeño en escalar posiciones

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

Con los ansiados 40 puntos ya en el casillero, el Eibar ha dejado atrás sus preocupaciones por no caer en las redes del descenso, por lo que también es de recibo decir que las posibilidades de luchar por clasificarse para Europa también están prácticamente aparcadas, toda vez que la distancia entre el abismo y la gloria es igual de amplia. Eso no quiere decir que los azulgranas estén ya de vacaciones, porque al equipo como tal aún le quedan por intentar logros deportivos muy atractivos y el club también encara retos ambiciosos en su pretensión de eternizarse en esta categoría.

  • 1

Echar abajo los dos muros que le quedan por derribar

Mendilibar ya ha dicho por activa y por pasiva que no va a permitir que los suyos bajen los brazos en las seis jornadas que restan para la conclusión, porque después de haber firmado una décima posición hace dos campañas y la novena plaza en el pasado ejercicio, no quiere que su equipo quede por debajo de esa línea roja que todos han trazado en el vestuario. Tiene a tres equipos que le preceden en la tabla con un punto más (Espanyol, Leganés y Real Sociedad) con los que tiene el gol averaje particular a su favor, y otros tres que están por encima con una distancia de entre tres y seis puntos. Difícil sí, pero factible también. Además, también le queda el aliciente de intentar acabar con dos mitos que hasta la fecha le han resultado utópicos, que son ganar al Atlético de Madrid, un muro que podría derribar este mismo sábado a las 16.15 horas en Ipurua, así como al Barcelona, con el que no se verá las caras hasta la última jornada, cita en la que el equipo culé podría ser ya matemáticamente campeón de LaLiga, tal y como todo indica a día de hoy.

  • 2

Diseñar la plantilla con la sólida base de este año

Aunque le faltaba la confirmación oficial de que el Eibar estará por sexto año consecutivo en Primera, hace ya mucho tiempo que Fran Garagarza está inmerso en la configuración del próximo proyecto. Sobre el papel, no son muchos los fichajes que tendrá que hacer el director deportivo del Eibar, porque a excepción de Riesgo, Ramis y Enrich, así como de los cedidos Bigas, Cardona y Cucurella, el resto de los 16 componentes del plantel tienen contrato en vigor. Cuenta con opciones de compra sobre los tres jugadores que tiene a préstamo, y el club ya confirmó que, al menos en lo que respecta a Cucurella, pretende hacerla efectiva. A ellos habrá que sumar además el retorno de Yoel, que el pasado fin de semana disputó su primer partido liguero ante el Getafe después de pasarse toda la temporada en el banquillo del Valladolid. Así como el del central José Antonio Martínez, que está cuajando una destacada campaña en su cesión en el Granada, donde ha jugado 30 partidos. Y por último, también el de Unai Elgezabal, que lo tiene más difícil para quedarse porque solo ha jugado ocho encuentros durante su nueva cesión en el Alcorcón.

  • 3

Hacer frente o sacar rédito de las embestidas

Contar con una base sólida, que además ha ido adquiriendo poso y experiencia en una competición tan exigente, es un pilar que dota de una gran estabilidad. Pero el club es consciente de que no va a ser posible mantener intactos todos los cimientos del plantel. Los representantes revolotean ya por Ipurua para cazar a algunas de las piezas más preciadas de este coto y ya se está formando cola para ver quién pesca a Joan Jordán, el jugador que más ha elevado su cotización tras la magnífica temporada que está completando. El joven catalán, autor del gol ante la Real Sociedad, no es el único con pretendientes reconocidos. Rubén Peña, que hace ahora un año renovó hasta el 2021, también ha llamado la atención de equipos importantes como el Sevilla. Lo único que puede hacer el Eibar si es incapaz de convencerles para que se queden es tratar de obtener el máximo rendimiento económico por ellos para poder lanzarse al mercado con más posibilidades para encontrar nuevas joyas que pulir.

  • 4

Dar los pasos hacia unas instalaciones de Primera

Y mientras el equipo dirigido por Mendilibar está a punto de completar con éxito una nueva campaña en la máxima categoría, el club presidido por Amaia Gorostiza encara con ilusión la recta final de dos caminos que conducen hacia la consolidación. En cuanto acabe el campeonato liguero, las máquinas entrarán a destajo en Ipurua para finalizar la construcción de la tribuna Oeste. Cuando el nuevo graderío esté en pie para el inicio de la próxima campaña, la entidad azulgrana contará con un estadio totalmente remodelado con capacidad para algo más de 8.000 personas. Algo más habrá que esperar para ver en todo su esplendor a la Ciudad Deportiva que comenzará a edificarse en Areitio una vez que se consigan todos los permisos. Un nuevo sueño que también se hará realidad.

Más