Los jugadores del Eibar corretean durante un entrenamiento.

S.D. Eibar

Ahora hay que rematar la faena

El Eibar debe hacer valer ante un Girona con aires de venganza la renta obtenida en Montilivi para dar el paso definitivo hacia la eliminatoria final por el ascenso a Primera

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

El Eibar resurgió de sus cenizas para encarrilar la eliminatoria ante el Girona en Montilivi, pero aún le queda por dar el paso definitivo para plantarse en la final por el ascenso. Aquí no valen medias tintas, ni especular con el hecho de que le valga el empate al término de una hipotética prórroga. Si algo aprendió a fuego tras la debacle en Alcorcón es que debe salir a ganar con la misma determinación que demostró en la primera parte ante los catalanes.

Porque enfrente tendrá un equipo preso de la rabia por volver a caer ante los armeros, que va a morir matando para acabar de una vez por todas con la maldición que les persigue en los playoff, puesto que pese a ser el más experimentado en estas lides, también es el que siempre se ha quedado en el camino. Y es que además de hincar la rodilla en las finales de 2013, 2016, 2020 y 2021, también quedó apeado en las semifinales del 2015. Por no mencionar su mal fario en los enfrentamientos con el conjunto armero, que se han saldado con siete triunfos consecutivos de los eibarreses, incluyendo el de la cita del jueves.

La garra y el orgullo que los de Garitano sacaron a relucir para demostrar que el golpe de Santo Domingo no consiguió acabar con ellos deben ser el ejemplo a seguir para rematar la faena y prolongar el sueño de un ascenso que se escurrió de las manos tras haberlo tocado con los dedos.

La baja por sanción de Álvaro Tejero tras una expulsión por la que el madrileño pidió disculpas arrepentido por su error, impedirá al técnico azulgrana repetir la sorprendente alineación que presentó en Montilivi, donde ni figuró ni finalmente jugó Stoichkov, el máximo anotador del equipo con 21 goles.

Una pieza más para la medular

Ante su ausencia, Aketxe le tomó el testigo para otorgar el triunfo al Eibar con un gol de bandera, aunque eso no le garantiza volver a figurar en el once, puesto que la vuelta de Atienza a la lista tras cumplir su sanción, permite al técnico adelantar a Expósito, uno de sus hombres de confianza, a la posición que ocupó el bilbaíno.

Un alivio en el centro

Con Atienza disponible tras cumplir su sanción, Garitano dispone de otra alternativa en la medular

Lo que sí parece seguro es que Arbilla será el elegido para sustituir al sancionado lateral madrileño, mientras que se antoja más complicado saber si Quique repetirá en la banda izquierda tras el buen papel que desempeñó en tareas de contención en Girona, o si bien recurrirá a su plan habitual de escorar hacia la izquierda al goleador gaditano, para jugar en punta bien con Fran Sol, titular en los cuatro últimos compromisos, o apostará por la mayor envergadura de Llorente y Blanco-Leschuk para rematar los balones colgados al área.

Obviamente, tampoco puede descuidar su línea defensiva, porque, aunque en tierras catalanas consiguieron secar a un Stuani que aún así llegó a estrellar un cabezazo en el larguero, los 22 goles anotados este año por el uruguayo suponen una advertencia clara de su latente peligro. Sin olvidar que jugadores como Alex Baena, Iván Martín, Samu Sáiz o el exarmero Aleix García, entre otros, también son muy capaces de provocar otro roto en el corazón de una afición azulgrana que se ha vuelto a ilusionar tras dejarse gran parte de sus esperanzas hace solo una semana en Santo Domingo.

Rotaciones

La previsible vuelta de Arbilla y Stoichkov al once alterará por completo la banda izquierda

Porque la desolación que invadió la ciudad tanto por el resultado como por el juego desplegado en Alcorcón se ha visto mitigada tras comprobar que al equipo le queda aún mucho amor propio del que tirar, y aquellos que el lunes se planteaban no acudir al partido de vuelta, han vuelto a cargar el depósito de su confianza para ocupar su asiento y empujar como el que más para que el equipo de Gaizka Garitano saque el billete para viajar a Canarias a emprender la lucha definitiva por el ascenso a la Primera división.

Árbitros canarios

Se da la circunstancia entre todos los colegiados posibles para dirigir el choque, el comité encargado de designar a los árbitros haya elegido a dos canarios para actuar en Ipurua.

Así, el árbitro principal será Juan Luis Pulido Santana, nacido en Gran Canaria hace 38 años, que cumple su sexta temporada en Segunda. Ha dirigido 21 partidos esta temporada, cuatro de ellos al Eibar, el derbi ante la Real Sociedad B en Anoeta, que concluyó con 2-3, las dos citas frente al Oviedo, que se saldaron con un triunfo (1-0) en Ipurua en la primera vuelta, y un empate (1-1) en el Tartiere, mientras que el último fue el Eibar-Burgos, con triunfo armero por 2-0.

En el VAR estará Daniel Jesús Trujillo Suárez, de Santa Cruz de Tenerife. 11 temporadas en Segunda, las últimas cuatro tras haber permanecido dos años en Primera (16-18). Con él dirigiendo esta temporada, el Eibar ganó en Almería (0-2) y más recientemente se impuso al Zaragoza (2-0).