S.D. Eibar

Recuperar sensaciones donde de verdad importa

La plantilla del Eibar se ejercita en las instalaciones de Atxabalpe durante un entrenamiento. / MORQUECHO
La plantilla del Eibar se ejercita en las instalaciones de Atxabalpe durante un entrenamiento. / MORQUECHO

El Eibar quiere reencontrarse con el triunfo en Ipurua para mitigar la decepción que supuso perder en Vallecas y quedar apeado de la Copa | El del Levante será el primero de los dos partidos consecutivos que los armeros disputarán en su feudo

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

La Copa ya es historia y el único presente que importa es la Liga y, en consecuencia, el compromiso de hoy (12 horas) ante el Levante, el primero de los dos que disputará de forma consecutiva en Ipurua. Y es que el próximo sábado (20.45 horas) también acogerá el choque correspondiente a la decimosexta jornada ante el Valencia.

Hasta hace unos años, el torneo del KO suponía la única oportunidad de poder enfrentarse y dar la campanada ante equipos de Primera, como sucedió en diciembre del 2012 cuando los armeros eliminaron al Athletic en el viejo San Mamés. Sin embargo, ahora que los azulgrana forman parte de este grupo elitista, esta competición se ha convertido en la mejor oportunidad que el técnico tiene en su mano para tener a toda su plantilla activa y ahora que se ha quedado sin esa herramienta, tiene claro que a partir de ahora se apoyará en aquellos que más confianza le transmiten.

El campeonato liguero no da a lugar para los lujos o las probaturas. Cada punto cuesta un mundo ganarlo y más ante equipos tan similares en todo como el Levante, que nunca ha ganado aquí, pero que siempre vende caras sus derrotas.

La decepción por la derrota sufrida en Vallecas solo una semana después del espléndido triunfo ante el Real Madrid y, en especial por la eliminación que no ha dado ni tiempo a saborear la Copa siguen ahí y la mejor forma de mitigarla es volver a la senda del triunfo y de las buenas sensaciones que se vieron tanto en la segunda parte del duelo ante el Sporting.

La barrera de los 20 puntos

El enfrentamiento ofrece la posibilidad de superar la barrera de los 20 puntos y, como dice Mendilibar, llegar a la pancarta de mitad de carrera, y también de alcanzar en la tabla a un Levante que también quiere escaparse de los puestos de peligro para luego, si se tercia, poder aspirar a retos aún más ilusionantes que la propia permanencia.

Como ya era sabido, Mendilibar no podrá contar con el sancionado Joan Jordán, que se suma a las bajas ya conocidas de Dmitrovic, Pedro León y Jordi Calavera, que no termina de recuperarse de la lesión muscular que sufrió en su debut en la ida de la eliminatoria copera en Gijón.

Por muy significativa que sea la ausencia de un jugador que hasta ahora había participado en todos los partidos hasta la fecha, incluidos los dos de Copa, el técnico azulgrana no tendrá problemas para conformar una pareja de pivotes de garantías con Diop y Escalante, y aún le seguiría quedando la baza de Sergio Álvarez.

Más dudas hay respecto a sus planes en la zaga, debido a que Rubén Peña también acumula un porrón de minutos en sus piernas, después de haber añadido los 61 que disputó el jueves en Ipurua, por lo que, aunque se muestra incombustible, no sería descartable que Arbilla le diera el relevo en algún momento.

Arriba parece haber menos incógnitas, ya que Orellana y Cucurella tienen asegurada plaza en los extremos, mientras que la referencia ofensiva también pinta que será responsabilidad de Kike García y Sergi Enrich, sin olvidar que Charles se reencontró con el gol en la noche copera ante los asturianos y que, por tanto, está con unas irrefrenables ganas de aumentar también su cuenta particular, anclada en los tres goles que lleva desde que marcó el último en la novena jornada ante el Athletic.

Un adversario pletórico

El Levante se presenta en Ipurua con la batería de su confianza cargada hasta arriba después de golear al Athletic (3-0) y de apear al Lugo en la Copa y dispuesto a poner fin a sus malas estadísticas en Eibar, donde no ha ganado ni en sus tres visitas en Primera ni en las once que hizo en Segunda.

Los granotas llegan con las bajas por lesión de Cheick Doukouré, Pedro López, Sergio Postigo y Samu García, pero comandados por un Morales pletórico al que Ipurua se le da especialmente bien.

En principio, el preparador del Levante colocará el mismo once que venció al Athletic, ya que este pasado jueves en Copa sólo repitieron los centrales Rober Pier y Erick Cabaco.

Más

 

Fotos

Vídeos