SD Eibar - Fútbol base

Raúl del Pozo: «Nuestros equipos solo disponen para entrenar de una hora en medio campo»

Raúl del Pozo, director del fútbol base del Eibar, recuerda que el club hace «encaje de bolillos» para que la cantera pueda entrenar./MORQUECHO
Raúl del Pozo, director del fútbol base del Eibar, recuerda que el club hace «encaje de bolillos» para que la cantera pueda entrenar. / MORQUECHO

El máximo responsable de la cantera del club armero reclama unas instalaciones dignas para los 12 equipos que conforman la base

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZEIBAR.

Hace ahora un año que Raúl del Pozo se hizo con el bastón de mando de la cantera del Eibar y ya puede presumir de haber logrado los mejores resultados de la historia del club. Remarca que el mérito no es suyo sino de los 70 técnicos que conforman la estructura y de los casi 450 niños y niñas que han trabajado apretujados por la falta de instalaciones. Por eso, más que una necesidad, considera que la ciudad deportiva es una obligación que el club debe asumir aprovechando su estancia en Primera para «dejar un legado de futuro».

- Lo suyo ha sido llegar y besar el santo...

- Era un reto nuevo. Había que dar el paso y atreverse y realmente estoy superorgulloso de haberlo dado y de haber disfrutado de esta temporada. Ha sido una experiencia muy positiva.

-Los resultados así lo indican...

- La clave es el trabajo. Meter muchas horas y poner mucho cariño. Es un logro común. El club está dando pasos firmes para ayudar a que la base crezca y eso hace que todos avancemos hacia adelante.

- Todo ello pese a los graves problemas de espacio para entrenar.

- Es uno de los mayores hándicaps. Somos el único club a nivel profesional que no tenemos concentrado el trabajo de los equipos en un solo punto. El año que viene tendremos que sacar equipos fuera de Eibar porque no va a haber espacio cuando el anexo desaparezca.

«Somos el único club profesional que no tenemos concentrada toda la cantera en un mismo punto»

- ¿Urge la ciudad deportiva?

- Lo marcaría más como una obligación del club. Debemos aprovechar la situación que vivimos ahora para dejar un legado. No puede ser que el tiempo que estemos en Primera pase sin dejar algo consistente y con fuerza de cara al futuro. Tenemos que intentar centralizar el trabajo y darle una mínima calidad, porque ahora mismo estamos muy por debajo de ese mínimo.

- Hay quien opina que si no se puede construir en Eibar es preferible no hacerla...

- De todos los clubes profesionales de la zona ninguno tiene sus instalaciones de entrenamiento en el propio municipio. Es algo importante a nivel de corazón, pero hay que mirar otras muchas cosas. Son los accionistas los que lo deben valorar. Nos encantaría que pudiera ser en Eibar, por supuesto, pero si no puede ser habrá que adaptarse.

- ¿Considera imprescindible contar con cuatro campos?

- Dos de los campos serían de hierba natural y de uso exclusivo para el primer equipo, y con un solo campo para el resto no bastaría. Los entrenamientos se concentran en unas determinadas horas y tendríamos que seguir diseminados. Nuestros equipos solo disponen de 60 minutos en medio campo, cuando los del resto de clubes entrenan 90 en campo entero. Este año nos toca hacer más encaje de bolillos.

- ¿Es tan importante que la cantera conviva con el primer equipo?

- Que los jóvenes estén cerca de los profesionales es importante para que vean que no son de otro mundo, que es posible llegar, que los jugadores del primer equipo han vivido las mismas circunstancias que ahora les está tocando pasar a ellos. Que tengan esa cercanía incrementa la ilusión.

Raúl del Pozo

DNI
Nació en Vitoria en 1979. Tiene 39 años.
Trayectoria
Llevaba vinculado al CD Aurrera desde hace quince años, siendo en las últimas temporadas su director deportivo.
Llegada al Eibar
A finales de mayo del año pasado aceptó el reto de sustituir a Mikel González como responsable de la cantera azulgrana.

- ¿Cómo se logra que una familia tan grande esté bien avenida?

- Intentando generar el mejor escenario posible para que los niños y niñas estén a gusto y disfruten del fútbol. Intentamos cubrir las diferentes necesidades de los niños.

- La estructura está en constante crecimiento...

- Actualmente estamos casi 70 personas en la estructura del fútbol. Trabajamos en comisiones, donde estamos los responsables tanto de la cantera como del fútbol femenino, además de Fran Garagarza, la directora gerente, que es la que nos marca las líneas económicas, y tres consejeros que nos dan una visión más social. Ahí es donde se toman las decisiones más importantes. Pero en el trabajo diario tenemos un responsable de metodología, de equipos internos, un responsable de relaciones con los clubes, de la Futbol Eskola... Hemos crecido mucho, en efecto.

- ¿Cuál es el nicho de mercado de la cantera?

- Creemos fervientemente que el trabajo de base tiene que ir enfocado a dar un servicio a los chicos y chicas del pueblo. Los 190 inscritos en la Futbol Eskola son del pueblo, e intentamos que haya una continuidad muy alta de esos niños a lo largo de la estructura, tratando de evitar cambios drásticos en los equipos. A partir de infantil y cadete incorporamos niños de zonas cercanas y en categorías nacionales y autonómicas tenemos gente que se pueda trasladar desde su lugar de residencia a entrenar en el día.

Real y Athletic

- ¿Cómo funciona el proceso de captación teniendo a este y oeste a la Real y al Athletic?

- Primero detectamos las necesidades de cada equipo y a partir de ahí hacemos un seguimiento de jugadores. La competencia nos hace buenos a todos. Hay gente que no puede tener formación en otros clubes porque puede no tener un protagonismo que en el Eibar sí se le puede dar.

- ¿La relación con estos dos clubes en concreto es fluida?

- Dentro del respeto, porque cada uno defiende sus intereses. Somos muy conscientes del gran trabajo que ambos hacen con sus canteras. No nos tienen que ver como una amenaza. Hay jugadores que quizás no tengan posibilidad de evolucionar allí pero que sí pueden hacerlo aquí con nosotros. Luego cada uno se podrá aprovechar de eso.

- Este año se ha puesto en marcha el proyecto Denok Bat. ¿En qué consiste?

- Es un acercamiento del fútbol base al fútbol profesional. Lo que hacemos es facilitar a los entrenadores de la cantera a que compartan una semana de trabajo con el primer equipo. Que disfruten de la experiencia, que analicen cómo se desarrolla el trabajo en el fútbol profesional y que vean que lo que están haciendo ellos no se aleja tanto de lo que hace Mendilibar. También se comparten experiencias. Uno de nuestros porteros juveniles, que nunca había vivido estar en el banquillo, solicitó hablar con Asier Riesgo para ver cómo afronta él su situación y saber las cosas que le hacen seguir adelante.

«Ni la Real ni el Athletic deberían vernos como una amenaza. La competencia nos hace mejores a todos»

- ¿Qué objetivos se marcan después de esta gran campaña?

- A nivel general nos gustaría seguir en la misma línea y asentar la estructura. Hay categorías como la cadete o la juvenil a nivel nacional que consideramos claves, y también queremos situar al Urko lo más cerca posible del filial. En lo que respecta al fútbol femenino, queremos estar cerca de la máxima división e intentar que el Territorial logre ascender a la Liga Vasca.

-¿Cómo se pecibe al Eibar desde fuera?

-Creo que nos ven como un club profesional porque estamos en Primera y destinamos muchos recursos a la cantera, pero que mantiene el objetivo social de dar un servicio al pueblo. Colaborar con todas las entidades deportivas de Eibar igualando las subvenciones que destina el Ayuntamiento me parece un auténtico lujo que quizás los demás clubes deberían imitar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos