S.D. Eibar

Ramis, la patata caliente

Ramis, durante un entrenamiento en las instalaciones de Atxabalpe. A su lado, de espaldas, Orellana./ASKASIBAR
Ramis, durante un entrenamiento en las instalaciones de Atxabalpe. A su lado, de espaldas, Orellana. / ASKASIBAR

El Eibar mantiene sus dudas sobre la renovación del balear pese a los deseos de Mendilibar de que siga

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZEIBAR.

Se repite la historia. Justo un año después de que se anunciara que Iván Ramis cumpliría su cuarta temporada en el Eibar, se mantiene la incertidumbre sobre si habrá una quinta para él en Ipurua. Es la patata caliente que debe asumir la dirección deportiva del club armero, que lógicamente analiza sus dudas sobre la conveniencia de contar con un jugador que se ha perdido buena parte de las temporadas en las que ha estado por culpa de su propensión a sufrir lesiones, mientras que José Luis Mendilibar lo tiene claro como el agua. Quiere seguir teniendo en su plantilla a un futbolista que considera imprescindible no solo en su esquema futbolístico, sino también en el día a día del vestuario.

Aunque le ha llegado a calificar en varias ocasiones como «el central más lento del mundo», el técnico también insiste en que «un Eibar sin Ramis es menos Eibar» y, aunque no pueda contar con él en muchos de los partidos, ha dicho por activa y por pasiva que a él le compensa tenerle, porque «podría ir en silla de ruedas y seguiría siendo el mejor central que tenemos. No se mueve rápido ni hacia adelante ni hacia atrás, no lanza un sprint, pero siempre está bien colocado».

Iván Ramis

Edad
34 años.
2015/16
23 partidos.
2016/17
22 partidos.
2017/18
16 partidos.
2018/19
21 partidos.

Los números avalan la teoría del entrenador vizcaíno, puesto que en los 21 partidos que ha llegado a disputar durante esta campaña, el Eibar ha conseguido 28 puntos, mientras que en los 17 compromisos que se ha perdido, la escuadra eibarresa solo ha podido sumar 19. No solo influye en que el número de goles recibidos sea notablemente menor cuando él lidera la zaga, sino que también resulta fundamental a la hora de que el equipo mantenga la firmeza y la organización a la hora de plantear esa defensa tan adelantada de la que parte precisamente la propuesta ofensiva que tantos elogios ha recibido el club.

El fleco pendiente

Mendilibar es el que mejor le conoce y el qué más sabe hasta dónde puede llegar el mallorquín, pero también es entendible la postura del club, que un año más se arriesgaría a tener una plaza cubierta por un efectivo que probablemente va a causar baja cerca de media temporada, lo que, viendo lo ocurrido este curso, obligaría a disponer de cinco centrales para el siguiente. Este es precisamente uno de los flecos pendientes que parece estar provocando que la decisión del de Zaldibar de continuar al menos un año más al frente del banquillo armero se esté dilatando más de lo deseado por los dirigentes azulgranas.

El propio técnico aseguró en vísperas del último partido ante el Barcelona que su renovación quedaría «resuelta en breve», pero lo cierto es que aún no ha estampado su firma y en el club no creen que llegue a producirse en lo poco que queda de semana.

Su propensión a las lesiones chocan con los buenos datos del Eibar cuando él juega

Sin embargo, y pese a que ya acumula un retraso de 20 días respecto a la fecha elegida por él mismo para renovar la pasada temporada, en la entidad armera se muestran optimistas sobre una pronta resolución de las negociaciones. Así lo manifestó ayer Jon Ander Ulazia, el consejero delegado del club, en el Bilbao International Football Summit (BIFS'19) que arrancó ayer en la Torre Iberdrola de la capital vizcaína. «El lunes dije que estábamos trabajando en ello, que esperábamos dar buenas noticias pronto y seguimos igual», subrayó en un acto en el que sustituyó a la presidenta Amaia Gorostiza, ausente por motivos profesionales.

Ulazia subrayó que Mendilibar «es el mejor entrenador para el Eibar y el Eibar es el mejor club para José Luis». Insistió en que «formamos una simbiosis perfecta. Es uno de los grandes baluartes que tenemos y esperamos que continúe muchas temporadas con nosotros. Lo que funciona hay que intentar no tocarlo», añadió.