SD Eibar

Bravo: «Puede ser el principio de algo muy bonito, quiero disfrutarlo y aprender de los mejores»

Bravo no se arrugó ante un rival de Champions como el Bayer Leverkusen./ SD EIBAR
Bravo no se arrugó ante un rival de Champions como el Bayer Leverkusen. / SD EIBAR

Ekhi Bravo, jugador del filial armero, ha disputado dos partidos con el Eibar, marcando y dando una asistencia ante el Leverkusen

ANDER CURIELEIBAR

. El verano de 2019 será, sin duda, una fecha inolvidable para Ekhi Bravo, el delantero donostiarra de 21 años que esta temporada militará en el CD Vitoria en busca del ascenso a 2ªB. Y es que el joven futbolista fue llamado por Jose Luis Mendilibar para formar parte de la pretemporada armera en Kossen, Austria.

La pasada campaña, Bravo fue fichado por el Eibar Urko, donde disputó la temporada 2018/2019 en la División de Honor Regional. Un curso lleno de alegrías, en el que el donostiarra consiguió clasificar junto al equipo como campeón de liga, obteniendo un ascenso a Tercera división que solamente se vio frustrado por el descenso a esa categoría del CD Vitoria, filial del conjunto armero.

Refuerzo del Vitoria

Durante el mes de julio, la SD Eibar anunciaba que hasta 11 jugadores darían forma al nuevo filial del equipo, con las incorporaciones de jugadores externos como Jorge Yriarte o Benito, y del Eibar Urko, entre los que se encuentra Bravo.

El delantero llega para dar gol al equipo alavés, en una temporada en la que el objetivo prioritario del filial armero será el de volver a la categoría de bronce del fútbol español tras su descenso la anterior temporada, desbloqueando así un posible nuevo ascenso del Eibar Urko a Tercera División.

Hasta la fecha, Bravo ha participado en dos encuentros con el equipo armero. Debutó jugando la segunda parte ante el Amorebieta, en un partido en el que tuvo cerca el gol pero en el que no consiguió culminar.

Una situación distinta a la vivida ante el Bayer Leverkusen de Champions League, donde el vasco brilló con luz propia en un terreno de juego plagado de estrellas.

Con un gol y una asistencia, el delantero fue uno de los artífices principales del empate obtenido en el partido junto con Benito. Un golpe sobre la mesa en toda regla para decir a Mendilibar: «Aquí estoy yo».

Tras el partido, el jugador no pudo contener la emoción: «La valoración grupal es buena. Es el primer partido del equipo desde que estamos en Austria y aún estamos cogiendo ritmo. Hay muchas cosas por mejorar pero como grupo hemos funcionado muy bien. En lo personal estoy muy contento». aseguraba.

En el ámbito personal, Bravo celebró lo conseguido, pero confesó que todavía queda un largo camino por recorrer: «Personalmente sé que tengo muchas cosas que mejorar. Esto es otro ritmo, otro nivel y cuesta bastante adaptarse, pero los compañeros me están ayudando mucho y estoy muy feliz».

Con su futuro inmediato en Tercera, el jugador podría disputar algún minuto en Primera esta temporada, pero prefiere disfrutar el día a día: «La pretemporada con el Eibar está siendo muy diferente. Muy especial. Para mí es una oportunidad de oro y estoy muy feliz. Es lo que he soñado toda mi vida y puede ser el principio de algo muy grande y bonito. Quiero disfrutarlo y aprender de los mejores» concluye.