El primer equipo femenino no pudo estrenar la liga con un triunfo

Once que puso en liza Iker Dorronsoro en el primer partido de la competición liguera ante Osasuna en Unbe. / ANDER SALEGI
Once que puso en liza Iker Dorronsoro en el primer partido de la competición liguera ante Osasuna en Unbe. / ANDER SALEGI

Las azulgrana cayeron 0-1 ante Osasuna, lucharon hasta el final, tuvieron ocasiones, pero no pudieron empatar

J.A.REMENTERIAEIBAR.

El primer equipo femenino de la SD Eibar se estrenó con derrota en el primer partido de la Liga Reto Iberdrola, cayó 0-1 ante Osasuna en Unbe. Las entrenadas por Iker Dorronsoro no pudieron sumar en su debut ante Osasuna en una nueva categoría que se presenta exigente. El partido se decidió tras el descanso con un solitario tanto de Lorena en el minuto 69. Ruth a punto estuvo de igualar el choque, pero su disparo se topó con el larguero.

Las dirigidas por Iker Dorronsoro saltaron al campo con mucha hambre, dispuestas a convertir Unbe en un fortín. Sin embargo, en los primeros minutos ninguno de los dos equipos pudo marcar diferencias. El Eibar trataba de llegar por las bandas, pero las rojillas se manejaban bien en tareas defensivas. En el tramo final del primer tiempo, Osasuna llevó el control del juego y obligó a Malena a intervenir en sendas ocasiones. Al descanso el resultado era de empate a cero. En la reanudación, Osasuna golpeó primero anotando el que sería el único tanto del partido. Lorena Herrera fue la encargada de batir a Malena con un gol de bella factura que acabó entrando por toda la escuadra.

La reacción de las armeras no tardó en llegar. Las azulgrana se pusieron manos a la obra en busca del empate, que por desgracia no terminó de llegar. El once inicial Malena, Inés (Honoka, m.87), Irantzu (Ane Campos, m.58), Ruth Álvarez, Carla Morera, Nerea Abancens, Gantxegi, Mar Torras, Titay (Irati, m.80), Sheila y Marta López (Tomo, m.70).

Las armeras, que juegan en una categoría muy fuerte, tratarán de darle la vuelta a esta derrota este domingo en casa del Parquesol de Valladolid. El Eibar, pese a perder, dejó muestras positivas, no cedió en ningún momento mostrándose intenso, con carácter. Las armeras apretaron a las navarras hasta el final en su intento de obtener al menos un punto.