Femenino

El primer equipo femenino del Eibar quiere ilusionar a la afición

Recibe este domingo a Osasuna en Unbe en su estreno de la Segunda División Pro

J.A. REMENTERÍA

Iker Dorronsoro 'Triki' y Sheila Elorza, entrenador y capitana del primer equipo femenino de la SD Eibar, respectivamente, han ofrecido esta tarde un rueda de prensa en la que han declarado sus objetivos y sensaciones de cara a la temporada en la Segunda División Pro que se inaugura este fin de semana. Una nueva categoría, unos rivales nuevos, es decir, todo un universo de novedades que nada tiene que ver con campañas precedentes, incluso hasta largos desplazamientos.

Este domingo a las 12.30 horas en Unbe se estrena frente a Osasuna. «Nos visita el equipo campeón de la pasada campaña en el grupo en el que estuvimos, luchó por el ascenso pero no pudo conseguirlo. No cabe duda que será un buen test. Jugamos en casa y eso nos motiva aún mucho más, estamos con ganas», afirma Iker Dorronsoro, que se estrena en un banquillo femenino. «Veo bien al equipo. Se ha trabajado en todos los aspectos y mis sensaciones son positivas», destaca el técnico que ha tenido un grupo de 30 jugadoras, entre ellas ocho y nueve jóvenes de la cantera.

La capitana Sheila Elorza, que lleva dos años en el Eibar y que juega en el centro del campo, resalta que ha sido una pretemporada de conocimiento y aprendizaje. «Ha sido de adaptación al entrenador y él a nosotras y nosotras a él. Hemos trabajo aspectos nuevos con una metodología nueva, profundizando en el estilo que quiere emplear, un cúmulo de capítulos evidentemente lógicos. Tenemos mucha ilusión porque nos estrenamos ante Osasuna y encima lo hacemos en Unbe».

Dorronsoro reconoce que se han trabajado muchos apartados. «Hemos ido de menos a más, poniendo énfasis en los diferentes sistemas, con pruebas para ir perfilándonos, hemos ido a más en todos los conceptos». El preparador donostiarra desea un Eibar intenso. «Que rasque, que sea fuerte en Unbe. Un equipo si es fuerte en casa logra sus objetivos, tenemos que tener una personalidad, hemos de apretar y tener orgullo de lo que hacemos». La radiografía de las jugadoras armeras va a ser su fortaleza. «Hemos buscado que sean fuertes físicamente, al margen de la calidad que ya la tienen. Hemos de dominar el juego sin balón, no tener miedo. Somos una plantilla que técnicamente tiene calidad, debemos ser fuertes y confiar. Uno de mis objetivos es enganchar a la afición».