El central Venancio celebra su gol, que fue del empate 1-1 ante el Tenerife, con su compañero del corazón de la zaga armera, Arbilla. / ASKASIBAR

S.D. Eibar

La plantilla inicia la preparación frente al Villarreal B cargada de confianza

En las filas armeras la única duda es Vadillo para enfrentarse a un rival que debutó ganando 0-2 al Rácing, con los goles en el descuento

J.A. REMENTERIA eibar.

La plantilla del Eibar retorna hoy a los entrenamientos pensando el duelo de este viernes, a las 20.00 horas, en la Ciudad Deportiva de Villarreal donde le espera el recién ascendido Villarreal B que, en su estreno en El Sardinero venció al Rácing de Santander por 0-2, con dos goles marcados en pleno descuento, en el 94 y 96, por Pablo Íniguez y Juan Carlos Arana respectivamente. Tanto armeros como amarillos despacharon su primer partido sacando los tres puntos. Buen comienzo para ambos, y en especial para el Eibar. A diferencia de la pasada temporada, los de Garitano han logrado ganar su primer envite, el curso pasado no lo hicieron hasta la jornada tres, cayendo 2-0 en el primer partido en Huesca y 0-1 en el segundo a la vez que primer partido en Ipurua por 0-1 con la Ponferradina. A lo largo de esta semana, corta en cuanto a entrenamientos, Garitano sabrá si puede o no contar con el centrocampista Vadillo, que no fue citado para recibir al Tenerife por contar con una lesión muscular en el sóleo izquierdo. De momento es la única duda al comienzo de esta semana.

Por otro lado, el Eibar sigue trabajando con hacerse con tres fichajes de aquí al final del mercado de verano, que es el 1 de septiembre. El retorno de Blanco Leschuk resulta más que inminente tras llegar el jugador a un acuerdo de desvinculación con el equipo turco del Antalyaspor. El argentino estuvo el sábado en Eibar. Donde tiene que poner especial énfasis la dirección deportiva encabeza por César Palacios es en reforzar el centro del campo, en hacerse con un hombre fuerte de perfil destructor en esa importante línea y con un medio punta o delantero hábil cara al gol, esta es una tarea complicada vista la dificultad existente en el mercado donde hay una atroz competencia en la ley de oferta y demanda. Estas dos semanas son claves para un Eibar que quiere ser fuerte y referente.