La plantilla se ejercita esta mañana en las instalaciones de Atxabalpe

Mendilibar y sus hombres tendrán esta semana un descanso activo antes de recibir al Barcelona el próximo 19 de octubre. /  MORQUECHO
Mendilibar y sus hombres tendrán esta semana un descanso activo antes de recibir al Barcelona el próximo 19 de octubre. / MORQUECHO

El Eibar aprovecha el parón del próximo fin de semana para jugar un amistoso el jueves frente al Toulouse en Pau

J.A.REMENTERIAEIBAR.

Los aficionados que lo deseen pueden acudir esta mañana a partir de las 10.30 horas a Atxabalpe para presenciar el entrenamiento de la plantilla del Eibar que regresó a casa tras el encuentro jugado en la noche de ayer en Sevilla ante el Betis. Hasta el día 19 de octubre, sábado, a las 13.00 horas en Ipurua, ante el Barcelona, no hay encuentros, se produce un nuevo parón por los compromisos internacionales de las selecciones de cada país. Mendilibar y sus hombres acudirán el jueves a Pau para enfrentarse a las 19.00 horas en un amistoso ante el Toulouse. El técnico y sus hombres han planificado este parón para aprovecharlo con este enfrentamiento ante el equipo galo, que vendrá muy bien para dar minutos a los menos habituales y ver cómo se encuentran los lesionados. El calendario del mes de octubre, que empezó ayer ante el Betis, cuenta con los choques frente al Barcelona, Valladolid (en el José Zorrilla el día 26 sábado, a las 18,30 horas), y Villarreal (en Ipurua el día 31 de octubre, jueves, a las 19.00 horas). Estos son los enfrentamientos correspondientes a este mes que, concluido, se afrontará noviembre empezando el día 3, domingo, en Leganés a las 18.30 horas.

La visita del Barcelona el día 19 se presenta en un buen momento del equipo culé. Los armeros deberán de darlo todo ante la legión de grandes jugadores encabezados por Leo Messi. La afición eibarresa se va a topar con todo el graderío de Ipurua habilitado, salvo las infraestructuras internas. Una jornada que se prevé histórica con una grada y un terreno con mejores con la instalación del cinco por ciento del césped artificial que comenzará a colocarse el próximo lunes. La presencia del Barcelona y Real Madrid concita al público en Ipurua, la pasada temporada fueron 5.145 espectadores los que asistieron ante los catalanes, se daba la circunstancia que la Tribuna Oeste estaba inoperativa, y ante los madridistas hubo 6.458 aficionados. Los derbis con el Athletic y Real Sociedad tampoco se quedan atrás en cuanto a público e intensidad, sin olvidar al Alavés, y esta temporada se suma Osasuna, lo que dará emoción a estos duelos.