La plantilla azulgrana apura sus últimas horas de vacaciones

DV

A los jugadores del Eibar apenas les quedan 48 horas de fiesta antes de volver a ponerse el mono de trabajo para no quitárselo hasta el mes de mayo. Los armeros pudieron disfrutar de la Nochebuena y del día de Navidad en sus lugares de origen pero las uvas de Nochevieja se las tendrán que comer aquí, puesto que Mendilibar les ha citado la mañana del lunes 31 en Atxabalpe ( 11.00 h.), para empezar a recuperar poco a poco el ritmo que han podido perder en esta semana de vacaciones.