El plan para derribar la tribuna después del Madrid se mantiene

El enfado del Eibar es mayúsculo, porque la paralización de las obras retrasa los plazos de ejecución previstos y encarece un presupuesto que ya de por sí es alto, toda vez que la inversión prevista para la remodelación completa de la nueva Tribuna Este, así como el anexo y el parking subterráneo que se edificará alcanzará los 10 millones de euros. El plan establece que la tribuna esté operativa para el inicio de la próxima campaña y las fechas aprietan. Por eso, y dado que la denuncia solo impide continuar con la excavación del anexo, el club armero se mantiene firme en su intención de derruir la tribuna Oeste al día siguiente de la visita del Real Madrid, prevista para el sábado 24 de noviembre.

 

Fotos

Vídeos