S.D. Eibar

Pere Milla se gana un voto de confianza en el Eibar tras su buen debut

Djené trata de cortar el avance del armero Pere Milla./EFE
Djené trata de cortar el avance del armero Pere Milla. / EFE

El atacante del S.D. Eibar reúne méritos para repetir titularidad en el derbi ante la Real Sociedad, aunque Mendilibar sigue a expensas de recuperar a Orellana

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZEIBAR.

La principal arma del Eibar se ha encasquillado y Mendilibar puede haber encontrado en Pere Milla el recambio para arreglarla. Abrir el juego por las bandas y surtir desde ahí de balones a los rematadores es una estrategia sencilla pero muy efectiva que el técnico había logrado que sus jugadores la ejecutaran a la perfección en sus anteriores campañas. Sin embargo, en este arranque de campaña ha probado con hasta cinco jugadores en los extremos y el jugador catalán es el que mejor sensación ha causado tras su remarcable debut en Primera frente al Getafe.

Pere Milla fue una de las grandes novedades que el técnico presentó en el Coliseum, una titularidad auspiciada por la lesión muscular que dejó fuera de la lista a Fabián Orellana y también por la decepcionante actuación que cuajó Bebé en el primer partido ante el Huesca. Sea como fuere, el ilerdense fue en el Eibar el que más corazón y mordiente le puso a su juego y fueron precisamente sus incursiones las que reportaron gran parte de peligro que el cuadro azulgrana fue capaz de generar en su primer partido fuera.

La apuesta por Joan Jordán en la derecha no logró la profundidad que el equipo necesitaba y Pablo Hervías tampoco tuvo excesivas opciones de lucirse en los veintipocos minutos que estuvo en su estreno como armero.

La recuperación de Orellana, aquejado de unas molestias en la parte posterior del muslo se antoja fundamental y el de Zaldibar va a apurar las opciones para poder contar con él en el derbi del viernes (22.15 h) ante la Real en Ipurua, pero aunque el chileno pueda ser de la partida, el atacante ha ido haciendo méritos desde la pretemporada para reclamar el puesto. Tantas eran sus ganas por convencer a Mendilibar que renunció a una semana de vacaciones que le correspondía por haber disputado el play-off de ascenso con el Numancia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos