S.D. Eibar

Pasos previos al derribo de la tribuna de Ipurua

Operarios empezaron a retirar ayer los asientos de la Tribuna Oeste antes de su derribo. / FÉLIX MORQUECHO.
Operarios empezaron a retirar ayer los asientos de la Tribuna Oeste antes de su derribo. / FÉLIX MORQUECHO.

El Eibar ha comenzado a retirar el mobiliario y las vallas de la grada oeste

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

El Eibar ya ha comenzado a despojar la tribuna Oeste de Ipurua de todo el mobiliario antes de que las máquinas entren a destajo para derribarla y que se pueda empezar a construir la nueva grada que el club quiere tener presta y dispuesta para el arranque de la temporada 2019/20 con un aforo de 1.685 nuevas localidades.

Los operarios ya han procedido a la retirada de las sillas, que el club donará a clubes o entidades sociales que las soliciten, y también se retirarán todos los aparatos de megafonía, así como las vallas de separación.

El club azulgrana calcula que las labores previas al derribo tendrán una duración de una semana, por lo que la tribuna podría seguir en pie en el partido ante el Valencia, del próximo sábado, aunque ya no podrá ser ocupada.

Por primera vez desde que la entidad armera comenzó el proceso de remodelación del estadio, el Gobierno Vasco se ha comprometido a sufragar el 10% del coste total del proyecto de la nueva tribuna Oeste, por lo que destinará un millón de euros de los diez presupuestados. Una ayuda enmarcada en la apuesta del Gobierno Vasco por contar en Euskadi con infraestructuras deportivas de primer nivel y puso en valor los servicios que aportará para el beneficio de la ciudadanía.

Una grada multiusos

La nueva tribuna Oeste tendrá un primer sótano con un garaje a nivel de calle, espacio que se destinará a acoger principalmente toda la infraestructura de los días de partido. Es decir, las unidades móviles de televisión, el autobús del club visitante, los vehículos de árbitros, seguridad y demás personal autorizado tendrán acceso a esta nueva zona donde se ubicará también la zona mixta, sala de prensa y espacios para usos diversos.

Todos los accesos de prensa se realizarán por la calle Santainés y, a través de un pasillo, se podrá acceder a las nuevas ubicaciones de prensa que estarán en la tribuna Principal, ya que las actuales cabinas de prensa serán demolidas para construir una nueva planta encima de la grada, aprovechando todo el largo de la tribuna.

El siguiente nivel de la tribuna Oeste es una entreplanta en la que estará ubicado el aparcamiento de los jugadores y el cuerpo técnico y la zona destinada al almacenaje de los carros para las luces y jardinería con acceso directo al campo. Un nivel más arriba estará el nuevo gimnasio.

La nueva tribuna tendrá tres nuevos accesos, uno en la propia curva de la calle Santainés y los otros dos paralelos al nuevo campo anexo. El nuevo edificio tendrá dos bares y servicios nuevos.

Además, el césped se desplazará 2,60 metros hacia la zona del convento de las monjas, con el fin de garantizar la visibilidad de los fondos. Con la edificación del nuevo graderío y el nuevo anexo, el Eibar concluirá un proceso de remodelación casi completo del estadio en el que ha invertido más de 20 millones de euros, 2,3 en la tribuna Norte, que fue inaugurada el 28 de noviembre de la mano del exseleccionador Vicente del Bosque en la víspera de la segunda visita a Eibar del Real Madrid, mientras que la nueva grada oeste, cuyo coste se elevó hasta los 3,2 millones de euros, abrió sus puertas el 19 de noviembre de 2016, coincidiendo con el partido frente al Celta de Vigo.

Más