Pasado, presente y futuro

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍA

Domingo 24 de agosto de 2014, fecha que ha pasado a los anales de la historia de la SD Eibar. Un día, una tarde que me dejó profunda huella. El Eibar debutaba en Primera División en Ipurua ante la Real Sociedad. ¡Qué mejor escenario! ¡Qué mejor rival! A la carta. Un derbi hace décadas inimaginado, ahora real como la vida misma. Aquella tarde de verano encabece un artículo con el siguiente titular: 'Yo he visto muchas cosas'. Era una alegoría de una frase que me quedó grabada del filme de 'Blade Runner' de Ridley Scott. Consideré que venía bien para ilustrar el pasado y presente de un club al que he seguido durante varias décadas, con el que he sufrido y me he emocionado, a quien he visto sufrir, reír y crecer, con el que al mismo tiempo he madurado.

«Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir», decía Rutger Hauer en 'Blade Runner'. Evidentemente es ficción, pero he vivido con el Eibar tormentas y bonanzas. Aquel 24 de agosto de 2014 escribí mi primera crónica en Primera, realmente una quimera si me remonto al momento que puse a redactar por primera vez delante de una máquina mis primeras crónicas sobre el Eibar, de eso hace ya varias décadas. José Mari Arrizabalaga era el primer entrenador a quien entrevisté cuando el equipo estaba en Tercera. Tiempo compartido en tareas informativas con José Ortiz de Zárate, Tomás Zubizarreta, Antonio Urreta 'Aterru', Iñaki Bolinaga o el incansable Mateo Guilabert, periodistas que seguían el pulso diario del conjunto armero, bien en Regional o bien en Tercera División y a los que tuve de referencia y respeto. ¡Qué recuerdos! Después llegaron otros muchos más a los que guardo un gran cariño.

He vivido la transformación del Eibar a todos los niveles, deportivo y administrativo. Han pasado entrenadores, jugadores, presidentes y directivos que defendieron los colores del Eibar por encima de todo. Hay hitos inolvidables que, para mí, son imborrables en mi memoria: el ascenso en Badajoz en 1986 a Segunda B al ganar la promoción al Coria CF y el CD Badajoz con Juanjo Arrieta al frente; el ascenso en 87/88, la Segunda con el Alfonso Barasoain y la permanencia en Sarriá ante el Espanyol en la 89/90. En 1990, con motivo del 50 aniversario, el partido amistoso ante Ajax; la permanencia en la 98/99; la eliminatoria de Copa ante el Real Madrid en la 03/04; el descenso a Segunda B 05/06, tras 18 temporadas consecutivas en la Segunda; el retorno a Segunda en la 06/07 con Javier Mandiola; el descenso a Segunda B en la 08/09 con Josu Uribe y tras un peregrinar en la oscuridad de la división de bronce la etapa brillante con Gaizka Garitano con el ascenso a Segunda en la 12/13, a Primera en la 13/14 y en la 14/15 los momentos tensos del descenso eludido. Y, desde entonces hasta ahora, una etapa dorada dejando el pabellón bien alto como equipo de autor y asentado en la máxima categoría.

Desde que debutara en Primera el 24 de agosto de 2014, el Eibar no ha parado de crecer

Ayer, el Eibar aprobó el presupuesto más alto de su historia: ¡49 millones de euros! Dista mucho de cuando en el año 1992 se convirtió en Sociedad Anónima con 66 millones de las antiguas pesetas de capital. Después, años más tarde, se vio inmerso en una ampliación en 2014 que le obligaba a contabilizar 1.724.272,95 euros. Es tal la metamorfosis sufrida que cuenta con peñas dispersadas por todo el mundo, once mil accionistas globalizados, una radiografía que describe bien la evolución de este club. Ipurua también ha cambiado. Se moderniza y que va a ampliar. Un sinfín de aspectos que hacen del Eibar un ente en pleno crecimiento. Ha aprobado una Ciudad Deportiva en Areitio (Mallabia), un proyecto del que espera satisfaga las inmutables exigencias de su evolución. «El pasado es experiencia que el presente aprovecha y el futuro perfecciona», esta frase me repite mucho un buen amigo entendido de fútbol cuando habla de los tiempos de la vida. El Eibar es buen ejemplo.

Más sobre la Junta del S.D.Eibar

 

Fotos

Vídeos