Paquillo Iglesias, el utillero-actor del Eibar

JESÚS GUTIÉRREZ FUNDACIÓN SD EIBAR

Paquillo era conocido por Paquillo, pocas personas sabían que su apellido era Iglesias, pero en Eibar y en todo el mundillo del fútbol simplemente era Paquillo. Un personaje simpático y muy 'salao'. Quizá fue por eso por lo que Renault se fijó en él para hacer de actor en un spot de televisión. La firma automovilística francesa quería lanzar una campaña de promoción y para ello los publicistas realizaron un guión en el que se quería remarcar la gran capacidad de los maleteros de las furgonetas Renault. Allí no podía faltar Paquillo, porque algún responsable del casting pensó que cumplía perfectamente con lo que se buscaba. Alguien que transmitiese credibilidad y que fuese una persona sencilla y trabajadora. El 5 de noviembre de 2003 en Las Rozas se grabó el anuncio, aunque todavía tardaría unas semanas en comenzar a emitirse en televisión. No obstante Paquillo no era de los que se quedaban callados, ni mucho menos, y la noticia de la grabación llegó a los oídos de la prensa local. El 16 de noviembre El Correo publicó una entrevista con el utillero en la que relataba su relación con el Eibar. En aquella época Paquillo tenía 57 años y había trabajado muchos años en el sector armero hasta que, tras la crisis económica de finales de los setenta en 1981, comenzó a trabajar en la Brigada de Servicios del Ayuntamiento.

Era muy habitual verle en multitud de labores con su buzo verde, pero Paquillo tenía además otros colores: los del Eibar. Declaraba que llevaba entonces unos veintitrés años en el Club, de ellos los últimos quince como utillero, desde que el Eibar ascendió a 2ª A en 1988. Decía que el trabajo en el Ayuntamiento era lo que le ocupaba la mayor parte del día, pero que su pasión era el Eibar, y que no tenía problemas en compatibilizar ambas funciones porque sus superiores en el área de Servicios siempre habían sido muy comprensivos y le habían permitido compaginar ambas funciones. Sobre el anuncio de Renault confesaba que no le resultó nada difícil grabarlo, de hecho en unos ocho minutos acabó su trabajo, que consistía en sacar de una furgoneta una bolsa grande con balones de fútbol y llevarla a un banquillo, y Paquillo aparecía vestido con su equipación del Eibar, que esa temporada estaba patrocinado por Carabinas Norica.

Además contaba que era familia de uno de los mejores futbolistas del mundo en los 80, Luis Fernández, con una exitosa carrera en los terrenos de juego en Francia y que posteriormente también triunfó como entrenador, entre otros muchos equipos en el Athletic de Bilbao. La abuela de Paquillo y el abuelo de Luis Fernández eran hermanos y toda la familia procedía de Tarifa. El 7 de diciembre de 2003 comenzó la campaña de difusión en televisión y la fama de Paquillo creció. Pero lo mejor era oírselo contar a él. Era muy bajito, regordete, pero sobre todo era muy salado, siempre con una sonrisa en la boca. Llegó a tal punto la repercusión del anuncio que en enero de 2004 Norica, por medio de su representante Ramón Hernaltes, gran aficionado del Eibar, le obsequió a Paquillo con una carabina como agradecimiento por haber aparecido la firma en la sudadera que vestía en el anuncio.

En octubre de 2009 el Eibar le ofreció un homenaje a su histórico utillero en la previa de un Eibar- Lemoa. Paquillo falleció en Eibar el siete de junio de 2022, y en el recuerdo de todas las personas que le conocimos quedó presente lo que era, un hombre bueno de verdad que en un momento de su vida pasó a la fama como el utillero-actor. Un pequeño que era un grande.