S.D. Eibar

Pape Diop: «¿Por qué no retirarme en el Eibar si aquí estoy más que a gusto?»

Jordán felicita a Diop tras el gol del senegalés que permitió la victoria armera frente al Alavés en Ipurua./EFE
Jordán felicita a Diop tras el gol del senegalés que permitió la victoria armera frente al Alavés en Ipurua. / EFE

El senegalés alaba el juego y la actitud del equipo armero, que debe aprovechar sus próximas citas en casa para ganar «tranquilidad»

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZEIBAR.

Admite sin reparos que no tenía ni idea de dónde se metía cuando fichó por el Eibar, pero a punto de cumplirse un año de su llegada aquí se siente tan feliz de haber tomado la decisión de venir que no tendría reparos en seguir más tiempo del año de contrato que aún le queda. Y si no es como futbolista, podría encontrar trabajo promocionando las maravillas de Euskadi a los cuatro vientos, porque siendo uno de los pocos integrantes del plantel que reside en Eibar, ya se ha convencido de que como aquí, en ningún sitio.

- ¿Sabe peor una derrota como la de Vallecas después de golear al Madrid?

- Todas las derrotas duelen mucho, aunq ue claro en este partido se suponía que teníamos que ganar porque veníamos de golear al Madrid. Fue un disgusto, la verdad, porque era un partido para ganar, pero ellos acertaron y nosotros no. El del Madrid fue un partido histórico, pero en Vallecas nos faltó la fortuna que ellos sí tuvieron para acertar.

-Una inoportuna sanción le envió a la grada ante los merengues. ¿Cómo lo vivió?

- Muy emocionado y con muchas ganas de jugar. Cuando me sacaron la tarjeta en Valladolid sentí mucha rabia, porque tenía muchas ganas de jugar ese partido. Me sentí más nervioso que cuando juego y tuve mucha envidia sana de los que estaban jugando porque vivir eso es increíble.

- ¿Le había tocado vivir una Liga tan imprevisible?

- La verdad es que está siendo una locura, pero más emocionante también. Se está viendo que cualquiera puede ganar a cualquiera. Ojalá que siga así todo el año para tener emoción de luchar por los objetivos.

- ¿Por qué se ve tanta diferencia entre el Eibar de Ipurua y el de fuera de casa?

- Creo que solo se ve en los resultados, pero no tanto en el juego, porque siempre salimos a jugar igual, a por el partido. Jugamos a veces hasta demasiado arriba fuera, y en Vigo, por ejemplo, el Celta nos hizo cuatro goles de la nada. Nos está faltando suerte. Lo que debemos aprender es que si no se puede ganar, hay que intentar empatar. Debemos mejorar fuera, pero si seguimos fuertes en casa, no tendremos problemas. En cualquier caso, no se sabe dónde vas a pescar puntos, así que hay que competir en todos los partidos al máximo. A diferencia de lo que cree la gente, tenemos muchas armas. Somos de los equipos que más centros saca, que juega con más intensidad y tiene más posesión. Estamos con buenas sensaciones.

- Ahora llegan dos partidos consecutivos en casa, al margen del de la Copa, una excelente oportunidad de dar un salto de calidad hacia la tranquilidad.

- Más que pensar en la clasificación, pensamos en competir. Tenemos que luchar como siempre, yendo partido a partido. Ir a muerte en todos para tratar de coger un colchón de puntos y tener tranquilidad.

- Pero antes hay que tirar de épica para lograr una remontada copera que permita avanzar en este torneo. ¿Cómo afrontan este empeño?

- Con optimismo y confianza. La Copa viene bien para la dinámica del grupo, para que los que no juegan habitualmente se puedan sentir importantes. Si juegas bien en la Copa puedes conseguir que el míster te dé también una oportunidad en la Liga.

«Se nota que estoy feliz»

- Se ha convertido en el hombre fuerte de Mendilibar, el que ha cogido el testigo de Dani García.

- Estoy muy contento y me siento muy bien. Venía del Espanyol con ganas de jugar y aquí lo estoy consiguiendo. Estoy feliz y eso se nota en el campo. Me siento muy querido por todos. Dani es un crack y ha sido y será siempre muy importante aquí. Somos diferentes, pero nos dejamos todo en el campo. Somos jugadores de equipo, de hacer el trabajo sucio. Nos entendimos muy bien, pero él se ha ido y a mí me toca ocupar su puesto y ayudar en lo que pueda al equipo.

- Ante el Alavés marcó su primer gol como armero, dos años y siete meses después de su último tanto en Primera. Se celebró como si se hubiera ganado el Mundial.

- La verdad es que sí. Por lo loco que fue el partido, en el que empezamos perdiendo y al final ganamos en el último segundo. Fue un derbi muy emocionante, pero es que la Liga en general está siendo de emociones fuertes. Tenía muchas ganas de marcar. A los mediocentros no nos piden goles, pero vienen bien y si es para ganar, mereció la pena esperar tanto tiempo para volver a marcar.

«Sentí envidia sana de mis compañeros en el partido ante el Real Madrid porque vivir eso es increíble»

«La temporada pasada fue para recordar pero, por cómo vamos ahora, creo que podemos mejorarla»

- En la campaña pasada no le dio tiempo a demostrar su verdadero potencial, pero en esta se ve a un Diop asentado en el equipo.

- Cuando tuve el primer contacto para fichar por el Eibar, el equipo no estaba bien. Luego empezó a ganar y tuvo una gran racha y era complicado hacerme con un hueco, aunque con trabajo y la ayuda de los compañeros lo conseguí. Quedamos novenos, el primer equipo vasco. Fue una temporada para recordar, pero por cómo vamos ahora podemos hasta mejorar lo del año pasado. Estamos creciendo como equipo y como club.

- ¿Su extenso pasado en equipos modestos como el Nástic, Racing, Levante y Espanyol le ha ayudado a encajar tan bien en el Eibar?

- Cuando estás fuera se ve pequeño, pero no nos sentimos menos que nadie. Todos hemos jugado contra todos y saben que el Eibar no es pequeño. Llegas aquí y ves jugadores que han estado en el Real Madrid o Valencia. No tenemos nada que envidiar a nadie. Estar en esos equipos me ha permitido haber coincidido o jugado contra muchos de los que ahora son mis compañeros. Parece un tópico, pero somos una familia con un ambiente increíble

- ¿Qué sabía del club armero antes de venir y qué ha aprendido aquí?

- No voy a mentir, no conocía nada del Eibar. Me parecía un equipo pequeño y cada vez que tocaba jugar aquí pensaba 'buff, es un campo muy duro y complicado'. Pero cuando me llamó el club, hablé con Ramis y Arbilla y ellos me dijeron que ni lo dudara, y no me arrepiento de haber venido porque estoy más que a gusto. Estoy descubriendo el norte junto a mi familia y nos encanta. Hay unos paisajes, una gente y una calidad de vida increíbles y desde aquí invito a toda la gente que no lo conoce a venir a descubrirlo.

- Le queda otro año más de contrato. ¿Se ve retirándose en el Eibar?

- Estoy a gusto y no creo que eso cambie, así que por qué no retirarme aquí. Con los años tienes que priroizar dónde te sientes más a gusto y mi familia y yo estamos felices.

 

Fotos

Vídeos