Amistoso

Prueba del Eibar contra un rival directo

Quique González e Inui, esta semana en Atxabalpe. / ASKASIBAR
Quique González e Inui, esta semana en Atxabalpe. / ASKASIBAR

El Eibar juega esta tarde en Tafalla ante Osasuna, un clásico del verano | Mendilibar se lleva a todos sus hombres para enfrentarse a un equipo de su liga que les servirá como referencia

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍAEIBAR.

La plantilla del Eibar se desplaza esta tarde al campo de San Francisco de Tafalla para enfrentarse a partir de las 19.30 horas a Osasuna, un enfrentamiento clásico por estas fechas para ambos equipos. De hecho, armeros y rojillos han rivalizado en las tres últimas pretemporadas de manera consecutiva. Mendilibar acudirá con todos sus efectivos disponibles y jugará con un once que disputará el mayor número de minutos, aunque quizás no con los titulares ya que este duelo se juega a 48 horas de enfrentarse el sábado frente a la Real Sociedad en Tolosa. Es muy posible que el técnico armero apueste hoy por un once que, a priori, no se aproximará al que salte en su primer compromiso de liguero en Son Moix frente al Mallorca. Es probable que ante los hombres de Imanol Alguacil el bloque sea más reconocible al que visitará a los mallorquines.

En todo caso, el enfrentamiento ante el equipo de Jagoba Arrasate es una buena prueba para los eibarreses a fin de ajustar y evaluar el nivel de quien será un rival directo. Los navarros han retornado a Primera y se muestran ilusionados, mantienen la sinergía de la pasada campaña que fue ratificada con el ascenso a la máxima categoría. Para la formación armera es el primer rival de la pretemporada ante uno de su misma competición, por tanto el enfrentamiento puede tener una interpretación por doble valor. Osasuna exigirá el mismo grado que lo hagan los hombres de Mendilibar. No va a ser nada fácil ni para los armeros ni para los rojillos.

Los tres últimos partidos amistosos del Eibar se han contabilizado con dos derrotas y un triunfo, ante el Werder Bremen y Fortuna. A lo largo de estos días, Mendilibar ha buscado limar aspectos tácticos fundamentales para afrontar una liga que no perdona. Su deseo es que no se suelte ninguna pieza del engranaje. En el apartado ofensivo la respuesta es la deseada, pero no así a la hora de emplearse en defensa, apartado en el que pone especial énfasis el de Zaldibar. La remodelación del plantel ha sido mínima, los automatismo están asimilados por la mayoría pero su insistencia se explica en buscar la mayor aproximación a lo que se va a desarrollar en liga. El cuerpo técnico quiere trabajar con aquellos jugadores que van a ser sus lugartenientes al menos hasta la primera fase de la competición, léase hasta que se reabra el mercado invernal, y en este apartado trabaja la dirección deportiva.

Osasuna y Eibar han jugado amistosos en agosto en las campaña 16/17 con victoria osasunista por 2-0 en El Sadar ; en la pretemporada siguiente en la 17/18 venció el Eibar por 0-1 y en la 18/19 hubo tablas 1-1. La igualdad suele ser la máxima en estos partidos.

Benito, al Ponferradina

Mientras, Asier Benito fue cedido ayer a la Ponferradina de Segunda. El delantero, junto a Roberto Olabe, rumbo al Albacete, ha protagonizado la segunda cesión en cuatro días tras realizar la pretemporada con el primer equipo. Nano Mesa, Martínez, Jordi Calavera y Lobato son otros candidatos a cambiar de aires. Mendilibar quiere aligerar el plantel.

Más