S.D. Eibar

Orellana, Bigas y Calavera se entrenan con normalidad

Orellana cabizbajo el día del derbi ante la Real, cuando se retiró lesionado. /Efe
Orellana cabizbajo el día del derbi ante la Real, cuando se retiró lesionado. / Efe

Diop, que se retiró en el Wanda Metropolitano, está disponible para recibir al Leganés

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍA

La plantilla del Eibar ha vuelto este martes a los entrenamientos en Atxabalpe con la mirada puesta en el choque ante el colista Leganés. La novedad en el ensayo ha sido que Orellana, Calavera y Bigas se han entrenado con el resto de sus compañeros, lo cual quiere decir que han abandonado la enfermería en la que ha estado a lo largo de las últimas semanas. El único inquilino ahora mismo es Pedro León. Pape Diop, que abandonó en la recta final del partido ante el Atlético de Madrid con algunas molestias, se halla bien y ha entrenado también con normalidad.

El ambiente en el colectivo azulgrana es de un optimismo moderado. El empate logrado en el Wanda Metropolitano ha sido recibido con los brazos abiertos pero, no ya en sí el valor del empate es la referencia, sino la forma en la que consiguió sorprender a los hombres del Cholo Simeone. Este empate sirve de catapulta para futuras empresas, para erradicar dudas y seguir en la senda de la reacción iniciada con la victoria ante la Real Sociedad.

El Leganés, que solo tiene un punto en su casillero, vendrá a Ipurua este sábado a las 16.15 horas con las espadas en alto. Vendrá dispuesto a no ceder ante un Eibar que en sus dos comparecencias en Ipurua ha perdido uno, en el primer choque liguero ante el Huesca (1-2), y ha ganado otro, ante la Real Sociedad (2-1).

Más Eibar

 

Fotos

Vídeos