Diario Vasco

S.D. EIBAR

La indemnización que abonará el S.D. Eibar a Garitano supera los 420.000 euros

Gaizka Garitano saluda a Unai Emery en Ipurua.
Gaizka Garitano saluda a Unai Emery en Ipurua. / FÉLIX MORQUECHO
  • El presidente Aranzabal anunció el acuerdo económico, pero no dio cifras

  • El técnico de Derio tenía una cláusula de 500.000 euros si se le rescindía su contrato por permanecer otro año en Primera

«Se acaba un ciclo. Hasta aquí ha llegado mi andadura con el Eibar». Esas eran las palabras del técnico Gaizka Garitano tras el último partido en el que consumaba el descenso del equipo, declaraciones en las que el de Derio daba por cerrada la relación con el club. No obstante, con la permanencia en Primera División el contrato de Garitano contemplaba la posibilidad de seguir por un año más. Esto hacia que sólo tras un acuerdo económico entre las partes se podría dar por zanjada la relación míster y club. El acuerdo ha llegado por la vía de la indemnización, con una cantidad que supera los 420.000 euros, según ha podido saber este periódico de fuentes cercanas al club.

El presidente del Eibar, Alex Aranzabal, manifestó ayer, en la presentación del nuevo entrenador José Luis Mendilibar, que se había alcanzado un acuerdo económico con Garitano, «aunque no vamos a dar cifras». Garitano tenía un año más de contrato si el Eibar permanecía en Primera. No obstante, el entrenador reconoció a sus allegados que se equivocó al anunciar su adiós, en caliente, tras el partido ante el Córdoba, y que su pretensión era la de encabezar el proyecto que se conformase para la nueva temporada en Primera. Sin embargo, Aranzabal reiteró que el ciclo del de Derio en Ipurua había llegado a su fin. Precisamente su continuidad fue uno de los puntos que generaron divisiones en el Consejo de Administración, con partidarios de que siguiera Garitano y otro grupo, en el que se encontraba el presidente, que apoyaba su salida. Una vez que triunfó el sector del Consejo favorable a la marcha de Garitano, el técnico de Derio hizo ver que, en el caso de no continuar como entrenador, defendería sus derechos cifrados en una indemnización de 500.000 euros. No obstante, tras un tira y afloja, el acuerdo se ha cerrado con una indemnización cercana a los 425.000 euros.

El Eibar decidió despedirse de Garitano mediante un comunicado en su página web en el que agradeció la labor del entrenador deriotarra en las cinco temporadas que había dirigido al conjunto armero, «siendo una parte fundamental de la mejor etapa de la historia del club».

Garitano llegó en el verano del 2010 para hacerse cargo del Eibar B. Entrenó durante dos años al filial en Tercera División antes de recibir la oportundidad de dar el salto al primer equipo, al que ascendió de Segunda B a Segunda en su primera campaña y un año más tarde consiguió subir a Primera División.

Tras una primera vuelta sobresaliente, en la que el equipo sumó 27 puntos, la realidad dio un giro radical en la segunda parte del campeonato y el Eibar sólo fue capaz de sumar siete puntos de 57 posibles, descendiendo en la última jornada de Liga de manera cruel pese a vencer al Córdoba. Garitano decidió anunciar al acabar el partido su marcha del Eibar, ya que acababa contrato y consideraba que no merecía ser renovado. Pero el descenso administrativo del Elche y la vuelta del Eibar le hizo rectificar y solicitar la vuelta para dirigir el club.