Diario Vasco

La fortaleza defensiva del Eibar ha sido clave

gráfico

Gráfico: El Eibar apenas ha encajado siete goles en la segunda vuelta. / FÉLIX MORQUECHO

  • En la primera vuelta el Eibar recibió 20 goles, mientras que en la segunda fueron sólo 7

  • El empate ante el Dépor en Riazor sirvió para creer de verdad en el ascenso y confirmar las opciones eibarresas al resto de rivales

La segunda vuelta del Eibar ha sido espectacular y su éxito se ha basado, sobre todo, en la fortaleza defensiva. Dólo ha encajado 7 goles con respecto a los 20 de la primera vuelta. Un pilar fundamental para conseguir el ascenso. Un balance de 35 puntos, con 9 victorias, 8 empates y sólo dos derrotas.

Buen inicio

Pasado el mal trago del ecuador, con la derrota ante el Numancia por 1-2, comenzaba la segunda vuelta en casa ante el Jaén, al que se ganó con solvencia por 2-0. El Eibar continuaba en la tercera posición, pero esta victoria hacía olvidar el traspiés ante los sorianos y abría la puerta a seguir con paso firme en posiciones altas.

Liderato

En la jornada vigesimoquinta, tras ganar en Córdoba por 0-2, el Eibar se colocaba ya primero. Y no se asustaba de estar arriba. Garitano repetía públicamente que no tenían vértigo a las alturas y que iban a continuar luchando por estar el máximo tiempo a la cabeza de la tabla. Estuvo hasta la jornada trigesimosegunda en primera posición y en este tramo destacaron las victorias ante el Sporting por 3-0 y ante el Mirandés por 1-4.

MÁS

  • El ascenso del Eibar empezó en la primera vuelta

Segundo

Desde la jornada trigesimotercera hasta la trigesimonovena el Eibar se mantuvo en la segunda posición. Encadenó tres jornadas consecutivas sin ganar ante el Barça B, Zaragoza y Tenerife, pero sus tropiezos eran acompañados por los traspiés del resto de rivales. Hubo momentos de duda, pero aguantó y supo estar a las exigencias de la competición.

Golpe

En las seis últimas jornadas hasta el ascenso, la exhibición de fondo físico del Eibar volvió a ser una constante. Especialmente ante el Deportivo en Riazor el equipo dio muestras de estar acariciando el ascenso. En ese momento, en la jornada trigesimonovena, los armeros dieron un golpe de mano y mostraron que sus opciones de ascenso eran claras.

Ascenso

A falta de dos jornadas, en la cuarenta, la victoria ante Alavés y la derrota de Las Palmas con el Recre y el empate del Murcia, dieron el ascenso a los armeros. Se certificaba un objetivo impensable.

Ipurua

En este último tramo, hasta el pasado domingo, el cuadro llevaba cinco jornadas consecutivas sin ganar en Ipurua. Eso sí, lo que no ganaba en casa lo hacía en sus desplazamientos, dando una sensación de seguridad total. Rompió esa estadística en el vital choque ante el Alavés.

Goles

El apartado defensivo del Eibar ha sido clave. En la primera vuelta recibió 20 goles y en la segunda sólo 7, una cifra que dice mucho para abordar el gran éxito. Clave ha sido el portero Iruretagoiena, un baluarte importante. El guardameta de Berritxu ha crecido; los goles de Jota ante el Deportivo y Alavés, fundamentales, serán recordados al hablar del ascenso.

Rotación

Garitano ha sabido mantener un bloque pero la rotación ha sido otra de las claves. Diego Rivas ha tenido un papel destacado en el tramo final, su experiencia ha valido para aportar solidez al centro del campo. No podemos olvidar al central Arregi que, lo poco que ha jugado, lo ha hecho francamente bien. Diego Jiménez, Eizmendi y Urko Vera son otros de los baluartes en la consecución del histórico ascenso a Primera que se ha basado en la efectividad defensiva y en una cifra de goles que tampoco desmerece.