SD Eibar

Metidos de lleno en la recta final

Iñaki Bea y Pere Milla pugnan por un balón en un entrenamiento en Atxabalpe. / ASKASIBAR
Iñaki Bea y Pere Milla pugnan por un balón en un entrenamiento en Atxabalpe. / ASKASIBAR

El Eibar suspira por alcanzar cuanto antes la permanencia matemática | El estado físico de Pedro León es uno de los temas que concita la atención de las diez jornadas que restan hasta el fin de la Liga

J.A.REMENTERIA EIBAR.

Mañana concluyen las mini vacaciones de la plantilla, un descanso reparador que habrá venido francamente bien a más de uno para afrontar la recta final de la Liga que resta de aquí hasta mediados del próximo mes de mayo. Las bajas de Arbilla y Jordi Calavera son las únicas que tiene Mendilibar para viajar este domingo a Levante (12.00 horas, en el Ciutat de Valencia), y la duda surge con Pedro León, que el pasado jueves jugó un amistoso en Lezama frente al Athletic y lo hizo los noventa minutos sin resentirse y con buenas sensaciones.

Las lesiones no han dado tregua a un jugador que ha pasado por quirófano cuatro veces en el último año y medio. Mendilibar confía en sus servicios para los diez partidos que restan, aunque reconoce que «no hemos dado del todo con lo que tiene. No se ha curado. Los médicos te dicen que es normal, pero no termina de recuperarse. A veces pasa», apunta el responsable del banquillo de Ipurua, quien añade que «los diez partidos que quedan son importantes para que él vea si se sigue sintiendo futbolista o, de lo contrario, lo tenga que dejar». Significativas palabras las del preparador armero que analiza las diferentes posibilidades sobre el futuro de Pedro León, el jugador con más clase que ha contado siempre con la confianza de Mendilibar.

Si escrutamos y comparamos los números del Eibar de la presente campaña con la temporada anterior, los números revelan que en la jornada veintiocho la zaga armera cuenta con un menor número de puntos y una peor posición. En este momento acumula 35 puntos y es undécimo en la clasificación, con un colchón de diez sobre el descenso y ocho de los puestos de Europa League. En Ipurua ha ganado seis, ha empatado cinco y ha perdido tres, mientras que fuera ha ganado uno, ha empatado seis y ha perdido otros seis, con un total en su haber de treinta y seis goles a favor y treinta y ocho en contra. En el pasado ejercicio marchaba en la octava posición con 39 puntos, con un margen de diecinueve sobre el descenso y a cinco de la competición continental, con siete partidos ganados en Ipurua, tres empatados y cinco perdidos, mientras que fuera llevaba cuatro ganados, tres empatados y seis perdidos, con treinta y cinco goles a favor y cuarenta y uno en contra. Mendilibar reconoce que esta temporada vienen jugando bien, pero, como paradoja, cuentan con menos puntos.

El final de Liga se presume exigente, circunstancia que no debe sorprender porque, realmente, esta temporada ha sido en general muy igualada. Quedan diez jornadas, cuatro de ellas en Ipurua y seis salidas. Por el feudo armero deben pasar Rayo Vallecano, Atlético de Madrid, Betis y Barcelona. Fuera de casa deberán visitar los estadios del Levante, Real Madrid, Real Sociedad, Huesca, Valencia y Villarreal. La presencia del Atlético de Madrid y Barcelona en Ipurua son, a priori, complicadas por el calado de ambos rivales que, dependiendo de su momento, puede que se presenten con los deberes más o menos hechos y equilibre la contienda; sin duda, las salidas al Real Madrid, Real Sociedad, Valencia y Villarreal entrañan complejidad.

Bigas u Oliveira

Mendilibar quería llegar al parón con la permanencia matemática prácticamente acariciándola con las yemas de los dedos, sintiéndola. Ganar al Valladolid era fundamental, pero los pucelanos se llevaron la victoria de Ipurua en el último suspiro. Fue un golpe bajo del que el técnico espera haberse recuperado para afrontar con fuerza y energías renovadas lo que resta de Liga.

La pasada temporada, las diez últimas jornadas destacaron por ser tranquilas. Los azulgrana consiguieron acabar novenos con 51 puntos, logrando veintidós en ese espacio de tiempo. Mendilibar debe buscar ahora un hombre que reemplace a Arbilla, que ha dicho adiós a la temporada por una rotura parcial del tendón rotuliano izquierdo y que va a ser intervenido el próximo miércoles en Suecia. Bigas u Oliveira son los candidatos a acompañar al veterano Ramis en el corazón de la zaga, ambos no han tenido mucho protagonismo en lo que va de Liga.

Más