S.D. Eibar

Meses intensos de renovaciones

El chileno Orellana es uno de los jugadores cuyo contrato acaba en junio. / ASKASIBAR
El chileno Orellana es uno de los jugadores cuyo contrato acaba en junio. / ASKASIBAR

Nueve jugadores del equipo terminan contrato el 30 de junio de 2020 y podrían salir gratis

ANDER CURIELEIBAR.

La temporada 2019-2020 no ha comenzado aún en España, pero en el Eibar ya piensan en el futuro. La plantilla armera está consolidada y su columna vertebral se lleva manteniendo más o menos firme las últimas dos temporadas, aunque esto podría llegar a su fin en breve. De hecho, son nueve los activos del equipo que podrían salir gratis la temporada que viene del club, ya que terminan contrato el 30 de junio de 2020. Algunos de ellos, pesos pesados del vestuario que han aportado y aportan calidad, experiencia y gol.

El mayor de los problemas que la dirección deportiva deberá abordar será el del ataque. En la delantera, el veterano ariete Charles podría hacer las maletas en busca de un destino más cómodo en el que encarar sus últimas temporadas como profesional. Una baja que el Eibar podría notar si su temporada vuelve a ser tan brillante como la última de cara a portería.

Sin embargo, el mayor conflicto del equipo estará en los extremos, donde tres de los cuatro activos actuales del equipo podrían decir adiós. No son otros que Fabián Orellana, Pedro León y Pablo de Blasis.

En el caso de los dos primeros, pesos pesados del vestuario, jugadores más que consolidados profesionalmente e indiscutibles para Mendilibar. En cuanto al argentino, parece que esta temporada podrá tener la oportunidad de demostrar lo que vale tras la salida de Cucurella y ante la llegada de Inui.

Un puesto en el que, de no ponerse las pilas, se podría generar un déficit de futbolistas que sería muy complicado reponer por su calidad. El centro del campo también podría sufrir bajas importantes. Tras la marcha de Joan Jordán, el futuro de Gonzalo Escalante y Pape Diop es el que queda en el aire a partir de junio.

Dos de los jugadores más veteranos de la plantilla en el momento, encargados de llevar las riendas del equipo en momentos importantes. Sergio Álvarez, Roberto Olabe y Edu Expósito son los centrocampistas que ya tienen atado su futuro próximo en el Eibar y existen muchas esperanzas en los resultados que puedan dar esta liga.

El lateral podría ser otro de los puestos que viviría una baja sensible. Y es que Jose Ángel Valdés, 'Cote', también deberá afrontar una renovación para seguir siendo armero durante más temporadas.

El asturiano es feliz en Eibar y parece poco probable que se dé una salida, pero en un mercado inestable como el del fútbol, cualquier cosa puede pasar. Es un jugador clave en las filas armeras y su concurso se hace imprescindible.

El que preocupa menos es Jordi Calavera, que presumiblemente se verá cedido o vendido a otro equipo este mismo verano. En el Eibar quieren apostar por él, pero las lesiones sufridas durante la última temporada que le impidieron si quiera competir más de diez minutos, hacen que el jugador deba coger ritmo lejos de Ipurua. Un trabajo de despachos que parece que está en marcha.

Defensa casi asegurada

En la zaga, tan solo el recién renovado Iván Ramis termina contrato en junio. Una posición que tras las incorporaciones de jugadores como Esteban Burgos o José Antonio Martínez, la vuelta de lesión de Bigas y la figura de Paulo Oliveira está más que cubierta, aunque queda por conocer si se produce algún descarte.