Un merecido día de descanso para la plantilla armera

DV

El martes suele ser el día de descanso semanal del Eibar y esta semana no es una excepción. Menos después del gran desgaste que el equipo sufrió para poder culminar la remontada en el tiempo de prolongación ante el Alavés. Mendilibar no escondió su satisfacción al término del choque, aunque no les tiene ni que avisar que mañana cuando retornen al trabajo volverá a sacar el látigo durante las tres sesiones que dispondrá para preparar un compromiso ante el Valladolid que será especial para el técnico de Zaldibar, que ascendió al cuadro pucelano en el 2006 logrando, además, el récord de puntuación de la categoría al sumar 88 puntos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos