S.D. Eibar

Mendilibar ha utilizado a 18 jugadores de campo en los dos últimos partidos

L. G. EIBAR.

Pese a no gustarle el término rotación, Mendilibar se ha convertido en todo un experto en aplicarlo. Era de esperar que, con tres partidos en solo siete días, el de Zaldibar llevara a cabo varios cambios en sus alineaciones. Lo que ya no era tan previsible es que además de Dmitrovic haya utilizado nada menos que 18 jugadores de campo en los dos primeros compromisos de este pequeño maratón concentrado. Tan solo ha dejado de contar con Riesgo, así como con Calavera y Pedro León, y eso porque aún siguen recuperándose de sus respectivas lesiones.

De esta forma, el técnico armero lanza un mensaje de confianza hacia una plantilla que, como él mismo señaló, se ha confeccionado a su gusto dentro de las posibilidades económicas del Eibar.

Caras nuevas en el once

Además, aunque suele esconder casi todas sus cartas, en ese caso ya había anunciado previamente sus intenciones. Dado que en la víspera del choque ante el Leganés había dicho que habría varios cambios e introdujo cinco variaciones respecto al equipo que había empatado una semana antes en casa del Atlético, no cabía extrañarse de que en Cornellá diera cabida a nada menos ocho caras nuevas ya que antes de partir había revelado que habría muchas novedades.

Así, para lograr el triunfo en casa ante los pepineros puso en liza a Dmitrovic; Rubén Peña, Paulo, Ramis, Cote; Hervías, Escalante, Diop, De Blasis; Kike García, Enrich. En la segunda parte también jugaron Orellana, Jordán, Arbilla. Para tratar de hacer lo propio en casa del Espanyol alineó un once inédito con el meta serbio en portería, acompañado por Arbilla, Paulo, Bigas, Cucurella; De Blasis, Joan Jordán, Sergio Álvarez, Pere Milla; Orellana, Cardona, a los que después se unieron Escalante, Charles, Enrich. No hubo resultado positivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos