Mendilibar lamenta que «solo vengan 4.500 personas a Ipurua»

L. G. EIBAR

La tensión inicial del campeonato ha dado paso a un plácido paseo hacia la permanencia en una campaña en la que el Eibar ha hecho disfrutar como nunca con su juego. Y, sin embargo, Mendilibar lamenta que las tres gradas que quedan de Ipurua no estén a rebosar cada domingo.

- La salvación está a un suspiro.

- Veo bien al equipo y eso me satisface. No es lo mismo ser noveno que decimocuarto y es difícil explicar que la clasificación no sea buena pese a que el juego sea el mejor. Todavía no se puede dar nada por hecho. En el Valladolid íbamos novenos con mucha diferencia abajo y terminamos librándonos en la última jornada en casa del Betis, que descendía si no lo hacíamos nosotros. Tenemos que ganar algún partido más.

- La comodidad de ahora no refleja la tensión vivida.

- Al estar tanto tiempo en la categoría hemos pasado de que sea un premio a acostumbrarnos a estar aquí. Lo malo es que veo que solo van 4.500 personas a Ipurua y eso me preocupa. Ya sé que estamos de obras, pero me preocupa que no haya tres cuartas partes del campo llenas cada domingo. Eso puede ser porque quizás la gente se ha acomodado y, aunque lo entiendo, no me gusta. Acostumbrarse a estar en Primera es buena señal, pero no que la gente deje de venir al campo por eso. Algo tenemos que hacer para atraer al público.

- ¿Qué producto se le puede vender en las 10 jornadas que quedan?

- Que estamos jugando bien y que cada semana vamos a intentar ganar cada partido. Creo que al que viene le gusta el fútbol, el Eibar y la competición de Primera. Si a la gente que le gusta el fútbol le podemos atraer sería fantástico. Hay que llenar Ipurua.

- ¿Qué destacaría de este ejercicio?

- La igualdad que hay. Otros años los grandes metían goleadas escandalosas y este año se ve que no las consiguen y que hasta les cuesta ganar. Los partidos son más disputados. Las diferencias económicas siguen siendo grandes, pero ya no lo son tanto. Con la cantidad que recibimos cada uno podemos apañarnos bien. Tendrán más posibilidades, pero ya no hay tantas diferencias. Todos los equipos compiten y eso es bueno para la Liga.