Mendilibar confía en recuperar efectivos ante el Atlético

L. G. EIBAR.

La reaparición de Iván Ramis casi un mes después de haber caído lesionado durante el último partido de pretemporada que el Eibar disputó en Alemania frente al Hoffenheim, era una de las noticias más esperadas para José Luis Mendilibar. El técnico azulgrana anda muy corto de efectivos debido a la nueva plaga de lesiones que ha invadido su vestuario y, el hecho de haberle podido dar 45 minutos cuando aún queda una semana larga para que llegue el partido ante el Atlético, le hace albergar serias esperanzas de poder contar con el balear. Toda precaución es poca con el central, que acaba de superar una microrotura fibrilar, pero si el jugador le dice que está en disposición de jugar, el de Zaldibar no dudará el alinearle.

El mallorquín no es el único de los siete pacientes que ocupan ahora la enfermería que tiene opciones de llegar a tiempo para poder ser de la partida en el Wanda Metropolitano el próximo 15 de septiembre, a las 13.00 horas. El edema intramuscular que el de Ciutadella padece en el extensor de los dedos de la pierna derecha ha evolucionado de forma positiva y se espera que a partir del lunes pueda trabajar con normalidad. Eso le dejaría un margen de cinco días para trabajar con el resto de sus compañeros.

El técnico deja incluso una puerta abierta para la vuelta de Kike García, muy recuperado de la rotura de fibras que le impidió ser incluido en la convocatoria frente a la Real Sociedad. Es probable que hoy pueda empezar a incorporarse de manera progresiva al grupo. Bigas, Orellana y, sobre todo Calavera, necesitarán algo más de tiempo y no podrán ser de la partida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos