César Palacios y Luca Zidane. / Askasibar

SD Eibar

Luca Zidane: «Trabajaré duro para ganarme el puesto»

El nuevo portero del Eibar, última incorporación, viene con ganas de aportar

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍA

El guardameta Luca Zidane (24 años), fichado el último día del cierre del mercado de verano por la SD Eibar, ha sido presentado este mediodía en Ipurua, acompañado por el consejero delegado Jon Ander Ulazia y por el director deportivo César Palacios.

Luca Zidane, que llega al club armero por dos temporadas, ha disputado las dos últimas temporadas en el Rayo Vallecano, tras haber estado cedido antes en el Rácing de Santander. Es un jugador forjado en la cantera del Real Madrid, «es un jugador joven y estamos muy contentos con su incorporación», ha señalado Palacios. Zidane ha sido la décima incorporación de los eibarreses.

«Por su edad, por ser un jugador libre y para dar mayor competencia surgió la oportunidad, la quisimos aprovechar. Estamos abiertos al mercado para poder reforzar la competencia. Tiene mucho margen de progresión y características diferentes a los dos que tenemos. Creemos que es bueno y oportuno. Sé que choca tener tres porteros, pero la exigencia es máxima», ha declarado el director deportivo.

Nadie se planteó que saliera bien Yoel o Cantero

El Eibar cuenta ahora con tres porteros: Yoel, Cantero y el citado Zidane. En el despacho de Palacios no se planteó la posibilidad de que saliera, bien Yoel o bien Cantero. «Ninguno nos planteó esa opción. Por su edad y su juventud, creíamos conveniente tenerlo en propiedad», matizaba Palacios quien remarcaba que el nuevo cancerbero «viene de clubes muy ambiciosos», apunta Palacios.

Luca Zidane confiesa que ha sido «un mercado largo para mí». «Me habría gustado incorporarme antes» y admite que cuando surgió la oportunidad de firmar por el Eibar, «yo le doy mucha importancia al proyecto deportivo y, aunque tenía más ofertas, le dije a mi agente que quería estar aquí. Para mí lo más importante es lo deportivo y enseguida vi que era un club adecuado para mí».

Entiende que la competencia con Yoel y Cantero es positiva y que, con su trabajo, puede aportar su grano de arena al grupo, «es bueno tener competencia para mí, para mejorar, pero sobre todo para el equipo, que es lo más importante. Cuantos más porteros con nivel será mejor para el equipo. Trabajaré duro para tratar de ganarme el puesto. A nivel personal estoy a disposición del equipo para lo que haga falta. Creo que puedo aportar mucho aquí. El Eibar es un club histórico. Humilde pero histórico. Aquí lo mínimo que se pide es trabajar mucho. Y eso es lo que me he encontrado. Un grupo humilde pero con mucha ambición».