Otro logro histórico

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

Las urnas han hablado y han determinado que Areitio sea el lugar escogido para que en cosa de dos años el Eibar pueda tener una Ciudad Deportiva que, sin lugar a dudas, será la joya de la corona de la entidad.

Después de 78 años de existencia, el club armero conseguirá tener algo propio, suyo, un ansiado patrimonio que se abonará con los recursos que, a modo de hormiguitas, los dirigentes azulgranas han ido exprimiendo tras las cinco temporadas en Primera. Los barracones de Atxabalpe formarán parte de una historia a la que se suma este nuevo hito.

La decisión no ha gustado a todos, porque lógicamente a los eibarreses les habría gustado que las futuras instalaciones estuvieran en Eibar. Nos habría gustado a todos, a los ciudadanos de a pie, al Ayuntamiento y también a los consejeros del club, que son igual de eibarreses que los demás.

Pero resulta que el encanto que tiene vivir rodeados de esos montes que tanto echamos de menos cuando salimos de aquí nos dejan sin el espacio necesario para llevar a cabo grandes construcciones, y el poco que queda resulta tan caro que muchos vecinos han optado por irse a vivir a otras localidades colindantes precisamente porque pueden disponer de viviendas más grandes por menos precio. Y no por ello pierden su esencia eibarresa.

Independientemente de dónde estén, lo importante es que apenas cuatro años después de haber obrado el milagro de plantarse en Primera División, el Eibar va a poder poner la primera y la última piedra de unas flamantes instalaciones de entrenamiento, que contarán con cuatro campos para satisfacer las necesidades de su cada vez más nutrida cantera.

«¿Para qué necesitamos 24 equipos si luego no hay un solo eibarrés en el primer equipo?», se preguntaban muchos durante este largo proceso de elección. Precisamente para conseguir que los que empiecen aquí y los que vayan sumándose en el camino mantengan la ilusión por seguir hasta el último peldaño, para que los cantos de sirena que lleguen de fuera no consigan seducirles, porque aquí ya tienen lo que necesitan para ser y sentirse futbolistas.

Más sobre la Junta del S.D.Eibar

 

Fotos

Vídeos