S.D. Eibar

Fin de Liga con la tercera mejor puntuación de las cinco temporadas en Primera

Ipurua despidió la temporada 18/19 con alegría, todo salió a pedir de boca./M. ASKASIBAR
Ipurua despidió la temporada 18/19 con alegría, todo salió a pedir de boca. / M. ASKASIBAR

La continuidad ha sido lograda de manera tranquila, sin agobios, lo cual es motivo para congratularse

J.A.R.EIBAR.

El Eibar ha cerrado la Liga 18/19 colocado en el duodécimo puesto con 47 puntos y con la permanencia en la mano con varias jornadas de antelación. Una cómoda posición que levanta valoraciones positivas. No es su mejor clasificación desde que está en Primera, sin duda la mejor posición fue en la campaña 17/18 en la que fue noveno pero no con la mejor puntuación, aunque resulte paradójico sumó esa temporada 51 puntos, tres menos que en la campaña 16/17 que obtuvo 54 puntos pero concluyó en el décimo casillero. En la 15/16 acabó el curso con 43 puntos y en el puesto décimo cuarto, pero sin duda la peor clasificación fue en la 14/15, en la del estreno, que terminó en el puesto décimo octavo con 35 puntos. En el escalafón es la tercera mejor puntuación de los cinco años que el Eibar lleva en la máxima categoría.

«Le pongo un notable a la temporada sobre todo por el juego. No hemos pasado apuros en ningún momento del año, aunque los puntos son menos que otras temporadas», señalaba al término del partido ante el Barça el preparador armero José Luis Mendilibar. El simple hecho de no sufrir agobios ya es motivo de celebración. Los armeros, con 22 puntos en la primera vuelta y 25 en la segunda, ha sido un equipo bastante regular. Plantilla, técnicos, consejeros e invitados celebraron ayer un cóctel de despedida en el restaurante Cantabria de Arrate, pero antes hubo ofrenda floral a la Virgen. Con este evento se cierra esta campaña, desde ya los jugadores están de vacaciones, cada uno en distintos destinos. El 8 de julio es la cita del inicio de la pretemporada, a partir de ese día comenzará a labrarse otra comparencia en la máxima división, la sexta, todo un lujo.