SD Eibar

Kike García, Marc Cardona y Diop no entrenaron ayer

Charles en el entrenamiento de ayer en Atxabalpe./M. ASKASIBAR
Charles en el entrenamiento de ayer en Atxabalpe. / M. ASKASIBAR

El central Bigas estuvo trabajando con el grupo y su vuelta puede ser inminente

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍAEIBAR.

La plantilla del Eibar entrenó ayer en Atxabalpe con algunas ausencias, como el caso de Marc Cardona, con una microrrotura en el bíceps femoral de la pierna izquierda que le obligó a perderse la sesión con el resto de sus compañeros y a ser tratado por el cuerpo médico armero; tampoco estuvo Kike García, quien regresó de Huesca con una fractura del tabique nasal, ni Pape Diop, que sufrió en El Alcoraz una rotura del bíceps femoral de la pierna izquierda.

A todas estas ausencias se suma la de Rubén Peña, intervenido ayer de una rotura de menisco externo de la rodilla izquierda. En este contexto de lesiones y ausencias, cabe resaltar que Pedro Bigas ya está entrenando, el central se ha recuperado de su rotura de sóleo. La presencia de Ramis es otra buena noticia. Viajó a Valencia y se espera que pueda estar para jugar al menos uno de los tres partidos que restan para decir adiós a la temporada.

Por otra parte, el delantero Charles compareció ayer ante los medios en Atxabalpe. El goleador armero con 14 dianas, y uno de los diez máximos realizadores de la Liga, valoró la victoria en Valencia: «ellos estaban en un momento dulce de la temporada, peleando por la Champions, mientras que nosotros no estábamos en nuestro mejor momento... Pero peleamos de principio a fin y al final tuvimos premio».

Charles confiesa que le gustaría que siguieran Mendilibar y el resto de compañeros

El gol fue obra del propio Charles ya dentro del tiempo de descuento. Tres puntos vitales para el goleador armero, ya que «fue muy importante para el equipo y para mí también, claro, porque marcar es importante para un delantero y sobre todo si es por la permanencia. Estábamos tranquilos en la tabla, pero los de abajo habían ganado y nosotros teníamos ese miedo, pero al final tuvimos el premio. En cada partido perdíamos dos jugadores, y ya teníamos cuatro o cinco en la enfermería. Claro que el miedo te entra, pero el equipo supo competir».

De cara al choque ante el Betis, a juicio de Charles «estamos en la mejor liga del mundo y para seguir en ella tenemos que dar todo en cada partido. Tenemos que honrar el escudo que vestimos y en los tres partidos que restan vamos a dar mucho en cada uno y en cada entrenamiento, porque el equipo se juega mucho. Yo tengo 35 años y es complicado mantenerse en Primera. Llegar es complicado, pero mantenerse lo es más, por eso digo que para lograrlo hay que entrenar bien todos los días y cuando se juegue darlo todo. Nadie mejor para motivar que Mendilibar. Es muy importante para todos porque nos tiene metidos en todos los entrenamientos, en los partidos, y la verdad es que creo que no hay ningún jugador que entrenando o jugando no lo dé todo».

La igualdad en la Liga es obvia para el ariete brasileño: «Este año ha estado todo muy igualado y no se sabe quién entrará en la Champions, la Europa League, está complicado... Y por abajo igual. Hay cuatro o cinco equipos que aún pueden bajar y eso es bueno para que ningún equipo se dé nunca por vencido. La actual puede haber sido una de las mejores ligas de los últimos 15 años».

En cuanto a su renovación y si tenía que renovar Mendilibar, el veterano atacante dice que «queremos que todos nuestros compañeros se queden y el míster por supuesto que también».