S.D. Eibar

La plantilla del S.D.Eibar retomó los entrenamientos en Atxabalpe tras su vuelta de Austria

Kike y Paulo. / ASKASIBAR
Kike y Paulo. / ASKASIBAR

El cedido con opción de compra Pedro Bigas, procedente del Las Palmas, no estuvo con el resto de sus nuevos compañeros

J.A.R. EIBAR.

La plantilla realizó en la tarde de ayer su primer entrenamiento tras su stage en Austria. En un primer momento estaba previsto trabajar en Ipurua, pero finalmente hubo un cambio de escenario y se trasladó la sesión a Atxabalpe. Se esperaba la presencia del nuevo central Pedro Bigas que ayer mismo pasó reconocimiento médico y firmó su contrato de cesión, con opción de compra para el Eibar al término de la campaña por 3 millones. Es uno más que se incorpora a la plantilla armera para la presente temporada. Bigas se da el caso que pertenece a la disciplina de la UD Las Palmas y será presentado hoy en Ipurua, a las 13.00 horas. El jugador balear de 28 años cuenta con amplia experiencia en la Primera categoría en la que ha jugado 111 partidos y 59 en Segunda.

Pedro Bigas es un defensa polivalente, juega de central zurdo, pero también ha llegado a estar en la demarcación de lateral izquierdo. No obstante, la dirección deportiva armera, que en el actual contexto se mueve con relativa tranquilidad, no descarta la contratación de un lateral izquierdo que compita por el puesto con Cote y un delantero ante las marchas de Iván Alejo e Inui. Con la llegada de Bigas son 27 jugadores con los que dispone el Eibar, evidentemente se va a producir una operación salida en la que tienen boletos los centrales Gálvez y Elgezabal, además del delantero Bebé, aunque no es descartable algunos más, pero todo en función de las pautas que marque el mercado.

El Eibar cruza los dedos porque la pretemporada está siendo bondadosa por aquello que no se han dado lesiones graves. El propio director deportivo, Fran Garagarza, se muestra satisfecho en este sentido, «la valoración de la pretemporada está siendo positiva, por ahora no hay que lamentar incidencias de calado, salvo ahora mismo un esguince fuerte de Gálvez. Es prematuro concretar otras interpretaciones, pero en líneas generales las semanas de preparación que se llevan son positivas».

El Eibar jugará este viernes en Varea (La Rioja) a las 19.30 horas ante Osasuna un amistoso. Poco a poco, el nuevo proyecto armero va tomando cuerpo de cara al inicio liguero que tendrá lugar el día 19 de este mes en Ipurua ante el Huesca, a las 18.15 horas. El cuadro oscense es un recién ascendido, un debut interesante que es importante comenzarlo bien de cara a ir perfilando el asentamiento de los nuevos pilares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos